miércoles, 10 de junio de 2020

ABECEAGRARIO: AZUFRE

El azufre es un elemento químico muy abundante en la corteza terrestre. Comúnmente se encuentra ligado a zonas volcánicas y en las cercanías de aguas termales. Está presente en la naturaleza combinado con otros elementos químicos, como es el caso de la pirita (hierro), la galena (plomo), cinabrio (mercurio) y yeso (calcio) entre otros minerales.

Cristales de azufre en una fumarola del volcán Krafla.
Fuente: Petr Dlouhy/Wikimedia.

Petr Dlouhý - Own work, CC BY-SA 3.0,

El azufre es uno de los elementos más viejos de la historia de la humanidad. En la Biblia aparece acompañando al infierno, posiblemente debido al particular olor que emanan estos lugares que conectan las entrañas de la tierra con la superficie. Los romanos y los griegos lo asociaron al fuego por su facilidad para arder. Más tarde (s. IX) y en la otra esquina del mundo, los chinos descubrieron que mezclando el azufre con salitre (KNO3) y carbón se creaba la pólvora, un material que cambió el rumbo de la historia.

Imagina una fuente de agua termal en mitad de una pequeña ciudad. El agua que sale de la fuente en Kutsatsu sonen está a 70ºC y tiene cierto olor a azufre. Fuente: Guía de Japón.



Importante para las plantas

El azufre es uno de los 17 nutrientes esenciales para las plantas, incluidas las cultivadas. Como cualquier otro nutriente, el azufre ejerce una serie de funciones importantes en las plantas: forma parte de las proteínas, interviene en el proceso de la fotosíntesis (por el cual la planta obtiene energía para fabricar almidón, azúcares simples, aceites, etc.) y de otras reacciones bioquímicas de las plantas, es importante en la producción de aceites y vitaminas, y está muy vinculado al nitrógeno en muchos de procesos biológicos.

¿Sabías que cerca del 90 % del azufre presente en las plantas forma parte de 2 de los 20 aminoácidos que forman las proteínas? Estos aminoácidos son la cisteína y la metionina.

El azufre también forma parte de sustancias fabricadas por las plantas para protegerse de herbívoros y plagas, y que además son responsables del peculiar olor y sabor de algunos vegetales habituales en la cocina. Es el caso de la aliina presente en el ajo y la cebolla y de los isotiocianatos responsables del sabor picante de la mostaza y el wasabi.

¿Sabías que el olfato humano en general tiene una sensibilidad muy alta a los compuestos con azufre que generan olores habitualmente desagradables? somos capaces de detectar estos compuestos incluso en cantidades muy pequeñas.


Su uso en agricultura

El azufre es un compuesto bastante utilizado en agricultura, sobre todo para prevenir plagas y enfermedades y como nutriente. También se utiliza para corregir suelos con pH básico (por encima de 7), para favorecer la absorción de otros nutrientes y para favorecer a los microbios del suelo. Como se trata de una sustancia química de origen mineral, y por tanto no "de síntesis", se utiliza sin problemas en agricultura ecológica.

El azufre se utiliza como producto fitosanitario gracias a su efecto acaricida (contra araña roja o eriófidos por ejemplo), fungicida (oidio) y repelente. Volviendo a los antiguos, griegos y romanos lo utilizaban como conservante para el vino y el mismo Homero recogía en un escrito que se utilizaba habitualmente para controlar las "pestes".

Se dice que el azufre fue el primer fungicida de la historia, y se utiliza en los viñedos para frenar el avance del oídio. Fuente:  Azufrera y Fertilizantes Pallarès, AFEPASA  


Respecto a su uso como fertilizante, hasta los años noventa del siglo pasado, era muy raro que existiera deficiencia de azufre en las cosechas agrícolas. Curiosamente, esto se debía a las emisiones industriales procedentes de la combustión de carburantes, que acababan en el suelo transportadas por la lluvia ácida. La aplicación de leyes ambientales más restrictivas, la prohibición de algunos productos fitosanitarios ricos en azufre y, sobre todo, el aumento de la extracción de este elemento por parte de unos cultivos cada vez más intensivos, han disminuido la disponibilidad de azufre para las propias plantas cultivadas.

La colza consume grandes cantidades azufre, ya que es necesario para la producción del aceite que contienen sus semillas. Fuente: pb81 en Pixabay


Por estas razones, los agrónomos recomiendan aportar un extra de azufre en determinadas circunstancias, dada su importancia para aumentar el rendimiento y calidad de las cosechas, lo cual mejora el precio que puede obtener el agricultor. Se ha visto por ejemplo que el azufre mejora el porcentaje de proteína y aceite en las semillas, la calidad de los cereales a la hora de la molienda y el horneado, el valor nutritivo de los forrajes o incluso la calidad del tabaco.


Los síntomas de deficiencia de azufre se parecen a los de deficiencia de nitrógeno: las hojas se vuelven de un amarillo pálido o verde claro. Estos síntomas aparecen en las hojas jóvenes y persisten incluso después de aplicar nitrógeno. Y es que el azufre es esencial para la formación de la clorofila. Fuente: Smart-fertilizer.com

El azufre se suele aplicar en su forma elemental (S) o transformado en sulfatos (SO4). Estos últimos son directamente asimilables por las planta pero igualmente existe el riesgo de que se lixivie con la lluvias o el riego (que sea arrastrado por el agua, vamos). El azufre elemental por su parte, es transformado a sulfatos gracias a la acción de las tiobacterias del suelo (amigas de los suegrovirus por cierto, disculpas por el chiste), que contribuyen a que las plantas tengan azufre a su disposición durante más tiempo.


Breves, pero importantes, consejos de uso

El azufre es un producto barato y relativamente eficaz, pero como con cualquier producto fitosanitario hay que respetar unos requisitos y unas normas de aplicación determinadas.

Por ejemplo, en esta ficha del azufre nos indican que puede ser tóxico para algunas cucurbitáceas (calabazas y demás) y para algunas variedades de frutales. No se debe aplicar en alcachofas ni en cultivos destinados a conservas que vayan a envasarse en hojalata, habrá que preguntar a los expertos por qué. Es también importante no aplicar con temperaturas altas; en esta página explican muy bien la razón, pero para resumir diremos que con el calor el azufre entra en la planta y se convierte en ácido sulfúrico, sustancia capaz de destruir cualquier tejido vivo, vegetal o animal.


El azufre en polvo es un producto no muy cómodo de utilizar y hay que tener cuidado ya que puede resultar irritante. Hay gente que utiliza un calcetín, una media, o un bote con la tapa agujereada, el caso es que caiga de manera homogénea sobre las plantas. Fuente: Ecosiembra.blogspot.com


El hecho de que se admita en agricultura ecológica no implica que no pueda ocasionar problemas o intoxicaciones. El azufre tiene un plazo de seguridad que hay que respetar antes de recolectar, manipular o ingerir los frutos tratados. Por ejemplo, para un azufre al 80 % habrá que esperar entre 3 y 5 días.


En fin, espero que os haya resultado útil e interesante esta entrada. Si no es para aplicar en el huerto, al menos para perderle miedo a "los químicos".



Otras entradas que te podrían interesar:


ABECEAGRARIO : NPK

ABECEAGRARIO: pH

¿POR QUÉ HAY SULFITOS EN ALGUNOS ALIMENTOS?

Artículos relacionados

ABECEAGRARIO: AZUFRE
4 / 5
Oleh

Subscribe via email

Like the post above? Please subscribe to the latest posts directly via email.