viernes, 13 de marzo de 2020

ABECEAGRARIO: SOLANÁCEAS

Se acerca la primavera (aunque en algunos lugares parece ya verano) y en el huerto es justo la temporada  preparar semilleros y planificar dónde va cada cosa. Así que con la S, vamos con un abeceagrario botánico-huertero que espero os resulte útil e interesante.
 

La Wikipedia nos dice (y me parece creíble) que es una familia (un grupo muy grande de seres vivos con características en común para que nos entendamos) de plantas con las hojas alternas, simples y sin estípulas. Pero así dicho seguro que os habéis quedado igual. Así que añadiremos que incluye unas 2700 especies muy diversas entre sí y que viven en ambientes distintos. Esto le ha permitido distribuirse por toda la tierra, aunque la mayor variedad de especies se encuentra en América del Sur y Central. ¿Más pistas? en el huerto se suelen plantar cuatro solanáceas importantes, la patata, el tomate, la berenjena y los pimientos, chiles o ajíes. Hay también muchas plantas ornamentales como la petunia y unas cuantas con efectos psicotrópicos. Algunas especies de solanáceas como el tabaco y la petunia, se utilizan en investigaciones biológicas.
 

Los Physalys o tomatillos también son solanáceas. Fuente: Alexas_Fotos en Pixabay

 
Solanáceas en el huerto
 

Es casi de primero de huerto conocer esta y otras familias, sobre todo a la hora de planificar dónde va a ir cada especie. En general, nuestras tres marías - patata, tomate y berenjena - son muy exigentes en nutrientes, por lo que viene bien plantarlas en suelos ricos, como puede ser un bancal bien abonado al inicio de una rotación. Algún día dedicaremos una entrada a las rotaciones de cultivos, de momento os dejo esta información.
La planta de la patata (Solanum tuberosum) y sus flores. Fuente: Philmarin - Trabajo propio, CC BY-SA 3.0,


Las típicas flores de la tomatera (Solanum lycopersicum) . Fuente: Franz W. en Pixabay

Y la de la berenjena (Solanum melongena). Fuente: কামরুল ইসলাম শাহীন - Ownwork, CC BY-SA 4.0,

El pimiento (Capsicum annuum) por su parte, se apaña con menos nutrientes, ¿será porque su fruto está hueco por dentro?.Fuente: Hans Braxmeier en Pixabay
 
Otro motivo por el que debemos evitar plantar estas especies una detrás de otra en el mismo bancal es porque comparten hongos patógenos. Si estos son capaces de completar su desarrollo, pueden quedar esporas del hongo en el suelo y transmitirse al siguiente cultivo. Puedes ver aquí algunos de ellos.

 

La hierba mora (Solanum nigrum L.) es una mala hierba, con la que hay que tener cuidado porque es tóxica para el ganado.
Fuente: Frank Vincentz - Own work, CC BY-SA 3.0,



Solanáceas que te pueden mandar a Urgencias
 

Un rasgo frecuente en muchas especies de solanáceas es la presencia de diversos tipos de alcaloides. Dentro de ellos están los tropanos, que se han utilizado históricamente como venenos o sustancias alucinógenas. En este grupo se incluyen la escopolamina, la atropina, la hiosciamina y la nicotina, presentes en el beleño, la belladona, el estramonio, la mandrágora y el tabaco entre otras plantas.

 

Este es el beleño (Hyoscyamus albus). Fuente: H. Zell - Own work, CC BY-SA 3.0,


La belladona (Atropa belladonna) es una de las plantas más tóxicas que se encuentran en el hemisferio norte. Aunque toda la planta es tóxica, las bayas son un gran peligro para los niños, por su atractivo y su sabor algo dulce. Fuente: By peganum from Small Dole, England - Atropa belladonna, CC BY-SA 2.0,
 
Al estramonio (Datura stramonium) es fácil verle en descampados, escombreras o huertas recién labradas, en general suelos con altos contenidos en nitrógeno. Aunque la planta es tóxica y de sabor desagradable, de nuevo cuidado con las semillas y los niños. Fuente: By AnRo0002 - Own work, CC0,

 

De la mandrágora (Mandragora autumnalis) suelen ser famosas las raíces que recuerdan a cuerpos humanos (además de múltiples referencias culturales). Aquí os dejo una foto de las flores. Fuente: By H. Zell - Own work, CC BY-SA 3.0,

 ¿Sabías que el parecido del tomate con otras plantas venenosas retrasó su aceptación en Europa?

Brujas, chamanes y asesinos aparte, otro alcaloide con el que hay que tener cuidado es la solanina. Está presente de modo natural en hojas, frutos y tubérculos de la patata y el tomate entre otras solanáceas, como estrategia adaptativa para defenderse de los herbívoros. No conviene alarmarse , ya que tiene un sabor amargo que disuade de su consumo y gracias a la mejora genética se ha reducido su cantidad en las partes comestibles. Pero sí conviene ser algo cuidadoso: almacenar las patatas en un sitio fresco, seco y oscuro, pelando en profundidad o descartando, si es necesario, las patatas que muestran color verde en su superficie.
 

¿Sabías que una patata que ha sido expuesta a la luz y ha empezado a enverdecerse puede tener concentraciones de 1 mg/g o mayores, que son peligrosas para el ser humano?. Fuente: Hortícolas Javier Miranda
¿Sabías que la solanina también posee propiedades fungicidas y pesticidas, que sirven de defensa naturales a la planta?.
 

La nicotina por su parte es otro alcaloide con efectos neurológicos entre otros, que aparte de producirse en gran cantidad en el tabaco (Nicotiana tabacum), está presente en muy pequeñas cantidades en otras especies de solanáceas. De nuevo funciona como defensa ante herbívoros e insectos ya que para estos últimos es neurotóxica. De hecho, la nicotina se ha utilizado tradicionalmente como insecticida, como ya hablamos en la entrada sobre los neonicotinoides.
 

¿Sabías que, aunque en muy baja concentración, pero la patata, el tomate, la berenjena y el pimiento contienen nicotina?
 

La capsaicina es otro alcaloide químicamente distinto de los anteriores. Como su propio nombre indica está en las especies del género Capsicum (chiles o ajíes, guindillas y demás) y es responsable del sabor picante de estas especias. Es también una defensa de las plantas frente a mamíferos (las aves no tienen receptores de esta sustancia), pero parece que no ha funcionado del todo con el ser humano.
Fuente:  WhisperToMe - Trabajo propio, Dominio público


 

El tabaco, ¿es bueno o malo?


El tabaco, fresco y con flores, tiene este aspecto.  Fuente: De Jom / Joachim Müllerchen - Trabajo propio, CC BY 2.5,

¿Sabías que el tabaco se utiliza en agricultura molecular para obtener fármacos? Como cuenta Bioamara en Twitter, el uso de plantas en este ámbito científico tiene varias ventajas: crecen rápido, son productivas y de fácil manejo. El tabaco es una de las  favoritas y se ha utilizado para obtener anticuerpos para el ZMapp (virus del Ébola), para el linfoma no Hodgkin, gripes, e incluso se está trabajando para crear una vacuna contra el coronavirus . Pero ojo, no por fumarse un cigarro o un puro se van conseguir los anticuerpos; estos se obtienen tras el procesado de las hojas de cultivares desarrollados específicamente para ello.


Unas petunias. En biología molecular se utiliza un fragmento de un gen de esta especie. A estas alturas, si eres observador te habrás dado cuenta de que todas las flores que he puesto tienen algo en común: simetría radial y cinco pétalos soldados formando un tubo más o menos pronunciado. Si quieres saber más sobre solanáceas visita esta página. Fuente:  Imagen de Andreasley en Pixabay.


 

Otras entradas que te podrían interesar:
 



 

Artículos relacionados

ABECEAGRARIO: SOLANÁCEAS
4 / 5
Oleh

Subscribe via email

Like the post above? Please subscribe to the latest posts directly via email.

1 comentarios :

Tulis comentarios
avatar
24 de marzo de 2020, 0:58

Los invito a visitar mi blog, ingenieriaagronomicauptc.blogspot.com

Reply