jueves, 5 de octubre de 2017

DESCUBRE LAS CINCO DIFERENCIAS ENTRE UN COCHE Y UN TRACTOR

Entrada cortesía de Heliodoro Catalán, nuestro "vecino bloguero", autor de Mas que máquinas agrícolas. Nadie mejor que el para explicar cómo funcionan los tractores y otras máquinas del campo.
Ni es Maserati, ni tampoco Ferrari, pero vale lo mismo que ellos o incluso más... Estamos hablando de un moderno tractor agrícola.

Este es el tractor. Si nuestro new Holland se te queda pequeño puedes ver aquí algunas fotos de tractores muy, muy, muy grandes
El tractor agrícola es un gran desconocido. Muchos pensarán que como trabajan en el campo son vehículos muy grandes y muy pesados sin gran tecnología… Un gran error porque es cierto que son muy grandes y muy pesados, pero llevan tanta tecnología que abrumarían a cualquier coche de calle.


A lo mejor te gusta este vídeo en el cual se ve como periodistas de revistas especializadas de coche prueban un tractor y sus experiencias:


Lo mejor para que podamos comparar entre un coche y un tractor es elegir entre dos modelos convencionales.

Ni elegimos un Ferrari ni tampoco un súper tractor. Nos quedamos con dos modelos “de calle”, normales, sin grandes alardes. Lo que sería el tractor y el coche “familiar”, sin grandes lujos ni grandes potencias. Concretamente he elegido un Seat Ibiza Xcellence y un New Holland T5 ElectroCommand.

Y este es el coche.

1. El motor
 

Son muy diferentes, para empezar los combustibles. Mientras un coche suele llevar motor a gasolina, aunque también de gasoil, en cambio en el tractor solo se montan motores de gasoil.
 

Pero la gran diferencia está en el tamaño. El motor de un coche es muy pequeño comparado con el de un tractor, y sobre todo mucho menos pesado.
 

El motor del coche que hemos elegido cubica (eso es lo que cabe dentro de sus cilindros) 1 litro. Es decir, en cada uno de los cilindros que tiene el motor de este coche cabe un bote (o un botellín 25 cl) de refresco. Juntando el contenido de los cuatro cilindros llenarías una botella de litro.
 

En el caso del tractor elegido, su motor también tiene 4 cilindros, pero estos tienen un volumen de 3.4 l cada uno. Es decir casi 3,5 veces el motor del coche.
 

2. La potencia
 

La potencia es la fuerza de un motor. Los dos motores elegidos tienen casi la misma potencia pues el Ibiza posee 95 CV (caballos) de potencia y el tractor 99 CV. Sin embargo la potencia la usan para cosas muy diferentes.
Mientras que el tractor la usa para realizar diversos trabajos, como arar la tierra o llevar un remolque cargado de trigo, el coche la usa para ir muy rápido por la carretera.
 

3. La transmisión
 

La transmisión es el sistema del vehículo para llevar el movimiento desde el motor hasta las ruedas. Para los que conducimos coches no automáticos, cada vez que queremos cambiar de marcha pisamos el embrague y movemos la palanca de cambios. Para los no motorizados, justo esa palanca que va entre ambos asientos delanteros.
 

Mientras que en un coche lo normal es tener 4, 5 o 6 velocidades (verás que en carretera el conductor apenas toca esa palanca) en un tractor el número de velocidades es mucho mayor y además apenas no llevan palancas; los cambios se hacen con botones, porque hay tantas velocidades que con una palanca no se puede hacer.
 

Los mandos de un tractor antiguo son relativamente sencillos. Con una palanca situada a la izquierda se seleccionan marchas cortas (I), marchas largas (II) o marcha atrás (R). Con otra situada a la derecha se seleccionan las velocidades: las blancas para las marchas cortas y marcha atrás, y las amarillas para las marchas largas. Como veis, un tractor tiene más posibilidades.

Consola de mandos Command Arc de nuestro tractor. Ya la cosa se complica un poco. Fuente.
 
El Seat Ibiza lleva 5 velocidades hacia delante y 1 hacia atrás. El New Holland lleva ¡32 hacia delante y 32 hacia atrás! Seguro que te estás preguntando ¿y para qué tantas? Bueno pues no es porque el tractor corra mucho, todo lo contrario, lleva tantas velocidades porque para trabajar en el campo, según la labor que realices debes ir a una velocidad muy concreta. Por ejemplo, seleccionando la primera velocidad del grupo más corto, que es la velocidad o marcha más corta, la velocidad máxima que alcanzará el tractor, pisando el acelerador a fondo, son 0,28 km/h.
 

Luego la velocidad máxima del coche es de unos 150 km/h (aunque la ley no deja ir a más de 120 km/h por autopista) mientras que en el tractor la velocidad máxima es de 40 km/h
 

4. El peso
 

También aquí hay mucha diferencia. El tractor debe pesar mucho porque cuando más peso más poder tiene para tirar del remolque o del apero que lleve detrás. Fíjate en una cosa, un tractor tira más en función de lo que pese no en función de su potencia. Por eso un tractor es bueno que pese mucho, mientras que los ingenieros de coches se pasan meses pensando soluciones para que su coche pese cada vez menos. Por ejemplo, en un coche se usan los chasis de aluminio para aligerarlos, en cambio en un tractor se ponen contrapesos en el morro, en las ruedas… donde se puede para que pese más y más.
 

Fíjate que mientras el Ibiza solo pesa unos 900 kg, el tractor T5 tiene un peso mínimo de 4.550 kg pero el máximo es de 8000 kg
 

Los contrapesos son esa especie de pesas que lleva el tractor. Fuente: Twin's Farm
 
5. Las ruedas y los neumáticos
 

Quizá cuando miras un tractor lo que más te llama la atención es el tamaño de los neumáticos.
 

Para empezar el tractor tiene tracción en las 4 ruedas. Es decir las 4 ruedas reciben el movimiento del motor y tiran del tractor. En nuestro Seat Ibiza solo tienen movimiento las ruedas delanteras. Es decir si levantas el coche y lo dejas suspendido en el aire y aceleras verás como solo se mueven las ruedas delanteras, las traseras solo van arrastradas. En el tractor no ocurre así y se mueven las cuatro.
 

Además, los neumáticos de un coche suelen ser lisos, con un pequeño dibujo para eliminar el agua en el caso de que la calzada esté mojada. Los neumáticos de los tractores llevan unos tacos de goma que se hincan en el suelo para poder hacer más esfuerzo. Es como las botas de los futbolistas que juegan sobre césped. Si las has visto, verás que llevan clavos para agarrarse bien al césped y no escurrirse. Pues igual trabaja el neumático de un tractor.
 

Y sobre el tamaño ¡qué vamos a decir!, el neumático de un coche mide de diámetro cerca de medio metro y sin embargo el neumático trasero de un tractor medio como el nuestro T5 es tan alto como un hombre.

¿Y por qué vale tanto un tractor?
Pues porque es un producto con mucha tecnología. El tractor agrícola reúne actualmente tanta tecnología que abruma cuando el que lo observa es una persona ajena al mundo de la mecanización agraria.
El Seat Ibiza 1.0 TSI de 95 CV Xcellence cuesta 15.220€. Sin embargo el tractor New Holland T5 EC ronda los 48.000€, es decir 3,2 veces más que el coche o lo que es lo mismo por el valor de ese tractor te puedes comprar tres Ibizas y todavía te sobrarían 2.300 € para ti.

Otras entradas que te podrían interesar:

En TRACTORES PARA DUMMIES cuento las distintas labores que puede realizar un tractor. ¡ Hasta parado puede estar trabajando !. 

Parece de ciencia ficción pero hoy en dia hay tractores que se conducen por vía satélite. Te lo cuento en DE TRACTORES Y SATÉLITES.

Artículos relacionados

DESCUBRE LAS CINCO DIFERENCIAS ENTRE UN COCHE Y UN TRACTOR
4 / 5
Oleh

Subscribe via email

Like the post above? Please subscribe to the latest posts directly via email.