jueves, 1 de junio de 2017

ABECEAGRARIO: ESQUILEO

Como ya parece que ha llegado el calor en serio es un buen momento para hablar de la esquila o esquileo: una tarea indispensable para los ganaderos de ovejas y que, como muchas otras labores del campo, se concentra en una corta temporada. 

Todos sabemos que esquilar es quitarle la lana a las ovejas, Pero en esta entrada te voy a contar más cosas interesantes sobre el esquileo.





 


El vellón, un abrigo de una pieza.
 

La primera vez que vi esquilar me sorprendió ver cómo según iba el esquilador cortando por las distintas partes del cuerpo de la oveja, salía toda la lana prácticamente de una sola pieza. Una vez el esquilador terminaba de rapar al animal, doblaba esa pieza de lana sobre sí misma como si fuera una manta, haciendo en un periquete un paquete compacto.
 

Pues bien, toda esta lana que al esquilarla sale junta es lo que se denomina el vellón.  

Con tijera o con máquina
 

El esquileo se puede hacer a tijera o con máquina eléctrica. Actualmente la tijera prácticamente no se utiliza, ya que requiere más habilidad por parte del esquilador y se tarda más tiempo con cada oveja. 

Cada esquilador tiene sus mañas, pero es habitual que primero se elimine la lana de la tripa, de peor calidad, y luego se proceda a cortar el vellón entero.
 

Aquí os dejo un vídeo de esquileo a tijera, y otro a máquina para que veáis vosotros mismos la diferencia.
 

                                         A tijera


                                     Con máquina
 

Un trabajo muy duro...
 

No es nada fácil el trabajo de esquilador. Requiere resistencia física, sobre todo por el tiempo que tienen que estar con la espalda doblada, fuerza y habilidad para manejar a la oveja, y aguante para hacer la misma tarea, una y otra vez, hasta acabar de pelar a las mil ovejas que esperan su turno en el corral. Si hasta un joven atleta español que compagina el esquileo con sus entrenamientos admite que es más duro esquilar que correr la maratón.
 

Pero además de resistencia, hace falta rapidez - a máquina se tardan unos tres minutos, a tijera unos cuantos más - , no dejar ninguna zona sin cortar - al fin y al cabo están cosechando "lana"- y sobre todo, habilidad para no herir a las ovejas. Esto último es muy importante para el ganadero, ya que en cuanto vienen los calores, las moscas pueden poner huevos en la herida e infectarlas.
 

...que se hace en equipo
 

Sólo así se puede quitarle la lana a mil ovejas en un solo día. Los esquiladores se organizan en cuadrillas, que con el calor se van moviendo de granja en granja para dejar las ovejas listas para el verano.
 

Antiguamente las labores dentro de la cuadrilla estaban muy compartimentadas, para aprovechar el tiempo al máximo. Los arrimadores se encargaban de llevar las ovejas al esquilador y los legados le ataban las patas a las ovejas para facilitarles la tarea. Hoy en día es más habitual el método australiano, en el que se coloca a la oveja "sentada" y se la esquila sin trabar, de esta manera se reduce bastante el estrés que sufre el animal.
 

En un buen día, un buen esquilador puede hacer entre 140 y 160 ovejas aunque los más expertos llegan a las 200. Se suele cobrar entre 1 y los 2 euros por oveja esquilada. Fuente de la foto y los datos, muy recomendable, por cierto.


Considerando el ritmo que llevan los esquiladores, es inevitable que alguna salga con un corte, y ya hemos visto que las heridas pueden traer problemas. Para evitarlo, antiguamente el morenero tenía como misión aplicar “el moreno”, un ungüento cicatrizante elaborado con carbón molido y vinagre. Ahora se utiliza un espray cicatrizante y antiséptico.
 

Por qué se esquilan las ovejas
 

Antiguamente, cuando el uso de la lana estaba más extendido (textiles, colchones, fieltro...) esta tenía más valor y de ella obtenía el ganadero parte de sus ingresos. Hoy en día, al menos en España y salvo contadas excepciones, esquilar supone un gasto más, inevitable eso sí para tener en buenas condiciones de salud y bienestar a los animales.
 

En otra ocasión hablaré de la lana, pero de momento quedaros con que, al contrario de sus ancestros, las ovejas domésticas actuales no pueden deshacerse de la lana que les crece continuamente. La pregunta es obvia entonces, ¿qué pasa si no se esquila a las ovejas?.
 

No son raras las historias de ovejas que se pierden de sus rebaños y aparecen a unos años después con este aspecto. A la oveja australiana Chris le quitaron de encima unos 40 kg de lana (una oveja pesa unos 60 kg).
  
La principal razón para esquilar es que el exceso de lana puede conducir a situaciones de estrés térmico en verano. Pero hay más: pueden tener problemas de movilidad (y llegar al punto de no poder levantarse si se tumban) y de visión, se favorece la aparición de enfermedades de la piel y la acumulación de parásitos. Eso sin contar con  los problemas que acarrea en la cubrición de las hembras y en la producción de leche, debido al estrés que sufre el animal. 

 ¿Sabías que existe una raza de oveja que no tiene lana? Se llama pelibuey y vive en zonas con clima tropical.

Aun así, lo creáis o no, existen activistas en contra de que se esquile a las ovejas porque asumen que es una práctica que sistemáticamente provoca estrés y heridas a los animales. Seguro que hay esquiladores muy brutos o ganaderos poco dispuestos a contratar profesionales. Pero, si hay algo que molestia al gremio ganadero en general es que se difunda esa idea de que el maltrato es la norma. Espero que con lo que se ve en los vídeos y lo que os he contado, quede claro que el ganadero lo primero que busca es la salud y el bienestar de sus animales, ya que vive de ellos.
 

Ciertamente, si yo fuera una oveja joven me resistiría a que alguien me cogiera y me sentara en una posición muy poco decorosa, para manosearme entera; supongo que patearía con todas mis fuerzas para librarme de ese señor con una cosa rara en la mano que hace ruido y cosquillas a la vez. Pero, el mal trago pasa rápido, y caramba, ahora se está más fresquita. Así, año tras año, las ovejas se acostumbran a su sesión anual de peluquería informal y se lo toman con mucha más tranquilidad.
 

Esta foto de un esquilador australiano desnudo se hizo en protesta por una campaña del grupo animalista PETA, cuyo eslogan era "Antes iría desnuda que vistiendo con lana. Viste tu propia piel, deja a los animales llevar la suya". Fotografía: "La verdad desnuda" de la australiana Jacqui Bateman.

 

Vivir la experiencia del esquileo
 

Hace poco vi un programa en la televisión que mostraba por dentro el famoso Celler de Can Roca (minuto 36.12). Para mostrar la apuesta por la innovación y la creatividad de los fundadores muestran un postre dedicado a las ovejas. Lo servían en un plato que al rozar con los cubiertos recordaba el sonido de una campana o un cencerro, lo cual tiene su gracia. El asombro vino cuando, en un cono de papel, ofrecían al comensal el ¡¡ olor de la lana !!. ¿Qué ha pasado con el mundo rural para que oir un cencerro u oler la lana se convierta en un plato-degustación de un restaurante de 3 estrellas Michelin?.
 

En fin, si los vídeos os han sabido a poco y queréis ver de cerca cómo se esquilan las ovejas, los que vivís en la Comunidad de Madrid os podéis acercar este próximo 4 de junio a Colmenar Viejo, donde desde hace varios años se lleva a cabo una demostración de esquileo. Seguro que podéis escuchar balidos, lo mismo cencerros también, y si lo pedís hasta oler el vellón. Y gratis.


Otras entradas que te podrían interesar:

CENCERROS: EL CARRILLÓN DEL CAMPO

CORDERO, NO SOLO EN NAVIDAD

Artículos relacionados

ABECEAGRARIO: ESQUILEO
4 / 5
Oleh

Subscribe via email

Like the post above? Please subscribe to the latest posts directly via email.