lunes, 19 de enero de 2015

SEMANA VERDE DE BERLIN 2015



Otro año más he tenido la suerte de visitar la Semana Verde de Berlín. Pero esta vez no os voy a aburrir con una crónica convencional llena de números que probablemente no os interesen lo más mínimo, además, la feria aún no ha terminado y no hay datos definitivos. 

Simplemente quiero resumir con imágenes la impresión que me queda de esta Feria tan enorme y variada. Impresiones con reflexión final, como no podía ser de otra manera.

Podríamos decir que es una feria con dos caras; entre semana es el tiempo de la presencia institucional, los negocios y las excursiones de los colegios, mientras que el fin de semana es literalmente ocupada por los berlineses. Y es que es una feria pensada para ellos.


Los paneles para hacerse fotos son un clásico que no falla.


A veces la ciencia y la tecnología puede ser un aliado para lograr una vida más sostenible. Neumáticos hechos con diente de león (una hierba muy común), un papel higiénico con bacterias incorporadas que degradan el papel antes de que llegue a la depuradora, o muchas más cosas interesantes en un stand-casa de 36 metros cuadrados. 



Una camiseta hecha con posos del café. 


Y la funda de este sillón está hecho ¡con ramón de olivo!.


¿Se os ocurre donde estoy metida ahora? Una pista, me encuentro en el pabellón dedicado a la divulgación agraria, mi favorito.



Pues en el interior de un camión de transporte de ganado. Al fondo en el suelo se podía ver como viajan los cerdos en ese mismo camión. En la esquina se puede ver la máquina que registra las condiciones ambientales dentro del camión.




Los animales son imprescindibles en una feria como esta, sobre todo para los más pequeños. Caballos, vacas, cerdos, conejos, gatos…e incluso esta alpaca mosqueada.




No podían faltar los trajes regionales, para todas las tallas y todos los gustos.




Ni tampoco las exhibiciones con caballos.


Hora de comer. Pasamos del olor del establo al olor de arenque ahumado del pabellón de Mecklenburg-Vorpommern, y de ahí al olor a queso de Suiza, nuestro destino final.



Ya que su stand nos invitaba a almorzar. Aprovecho para agradecer a la Asociación Internacional de Periodistas Agrarios (IFAJ), que dan la ocasión de visitar con ellos la feria de una manera tan privilegiada. 



Tres gigantes paisanos suizos relámiendose delante de los pinchitos de fondue. Abajo, liliputienses en plena hora punta del almuerzo.



"Un país, 5.000 cervezas, cuatro ingredientes" .Esta escena más alemana no podía ser. ¿Os he dicho que se estima que el 99 % de sus visitantes son, al menos, germanoparlantes?. Lo cual limita la experiencia a los que no lo somos, sobre todo a la hora de buscar información. Fuente: servicio de prensa de la Semana Verde.



En la Semana Verde descubres países que no sabías siquiera que existieran, ¿alguien sabe donde se encuentra Abchasia? Pues entre el Mar Negro y Rusia.


El show es otro componente importante en la feria. Además de cantos, bailes y trajes regionales, también se puede asistir a la ceremonia del té. Fuente: servicio de prensa de la Semana Verde.



La presencia de España en la feria no ha variado: dos o tres stands de vino. El de exportación de frutas y verduras del que hablé el año pasado, también estaba, pero sin nadie atendiéndolo (al menos el sábado por la tarde). Ignoro las razones, pero no deja de chocarme que no se aproveche la ocasión de promover nuestros alimentos a unos vecinos europeos que no sólo nos visitan todos los veranos, sino que consumen una buena cantidad de las frutas y hortalizas que producimos. Italia presente en medio pabellón, Grecia y Portugal con dos stands bien hermosos, así que cuestión de dinero no creo que sea. Imagino que existen factores de lo más variado que explican que un país esté presente o no, institucionalmente o a través de empresas, que en ocasiones cuidan más sus negocios respectivos que la imagen global del país que se lleva el visitante.



Uno de los stands españoles, donde te podías tomar un vinito.


Y es que la imagen que proyecta un país en una feria de la alimentación mundial como es la Semana Verde, puede ser muy significativa. Para terminar os dejo con estas dos que, juntas, valen más que mil palabras. 



Stand oficial de uzbequistán: Frutas y verduras frescas.


Stand no oficial de Estados Unidos: dulces y comida procesada.





Otras entradas sobre esta feria en el blog:



Artículos relacionados

SEMANA VERDE DE BERLIN 2015
4 / 5
Oleh

Subscribe via email

Like the post above? Please subscribe to the latest posts directly via email.