lunes, 13 de octubre de 2014

DEL INQUIETANTE EFECTO DE UN MONO, UNA MASCARILLA Y UNAS JERINGUILLAS



Estaba yo navegando por Internet para documentarme para una entrada, cuando me topé con esta foto. Quizás en otras circunstancias no hubiera reparado en ella, pero en estos días en los que el dichoso virus del Ébola nos tiene revolucionados, la imagen de un mono y una mascarilla me encendió una lucecita roja.

La foto que inspiró esta entrada. El pie de foto dice “Acción de ecologistas contra un campo de transgénicos en 2004 en Lleida”. Apareció en El País y es de Guillem Valle.

El personaje en cuestión es un ecologista protestando en un campo de transgénicos en Lleida.  Supongo que desde el punto de vista mediático la foto será muy buena, pero a mi me chirría un poco, será deformación profesional.


En primer lugar en España sólo está permitido el cultivo de maíz Bt (una variedad transgénica ampliamente utilizada) en Aragón y en la foto, lo que crece en el campo parece trigo o algo parecido, así que no se qué diantres hacían estos señores ahí. Por cierto y ya que estamos, en toda la UE sí se permite el cultivo de variedades transgénicas (en casos puntuales y si lo solicita el país miembro) pero no vender la cosecha obtenida. Es decir se puede cultivar para exportar pero no para consumo interno; pero también es perfectamente posible importar maíz y soja transgénicos para la alimentación del ganado pero no cultivarlo en el propio país. ¿Vosotros lo entendéis? Yo no. Supongo que la geopolítica manda más que la coherencia.


Bueno, a lo que iba. ¿Qué hacen estos señores vestidos con un mono de papel y mascarilla? ¿creeran los responsables de riesgos laborales de su organización que tienen que proteger a sus activistas? ¿de qué tienen que protegerles exactamente? ¿es una planta transgénica tóxica por contacto o inhalación? ¿es contagiosa?. O simplemente están mal informados o buscan dar un efectismo a su reivindicación para poder salir así en los medios de comunicación. Porque, seamos sinceros, si fueran vestidos con un mono de trabajo normal y una gorra para no llenarse de polvo o paja, ¿saldría la foto publicada? ¿le haríamos algún caso?.


 
Se ve que estos señores están mejor equipados.

Otra imagen muy recurrente cuando uno escribe “transgénicos” en el buscador de imágenes de San Google es esta.


El líquido es transparente, pero lo compensan metiendo muchas jeringuillas.



O esta otra, con maíz, para cambiar de especie. Aunque la palma se la llevan los tomates; pobres, la mala fama que arrastran.



 

Esto de las jeringuillas también como que asusta. Supongo que asociamos jeringuilla a médicos y enfermeros, y estos a temas de salud. Solo espero que no pretendan dar a entender que los productos transgénicos se obtienen al inyectar un líquido sospechoso, a ser posible de color vivo, a un producto normal …porque no se puede estar más lejos de la realidad.


No fallan las múltiples creaciones en Photoshop combinando frutas y verduras. 


¿Qué tendrá el kiwi que sale en tantas?

 
Y esta ya es rizar el rizo.

También aparecen imágenes como esta de maíz multicolor, que le complican a los divulgadores de ciencia el trabajo de intentar convencernos de que transposones y mutaciones pueden hacer travesuras, 100 % naturales y con resultados a veces muy curiosos.



 Este se supone que es un maíz transgénico malvado.


Y este es el aspecto de una mazorca de maíz transgénico, exactamente igual que el de una normal. Y no nos pasó nada tras hacer la foto.



 
Aquí vemos el resultado de la expresión de transposones. Si  quieres saber qué diantres son los transposones mira aquí. Fuente: Robert Martienssen, Cold Spring Harbor Laboratory. 



 
Por último, estas son variedades antiguas de maíz (naturales también). Imágenes parecidas a esta también salen asociadas con el término "transgénico". Fuente: USDA - ARS/Keith Weller.





Recapitulando. El virus del Ébola se ha extendido como la pólvora en los medios de comunicación social y ha generado respuestas absurdas o exageradas de la gente, debido a esa nefasta combinación de miedo y falta de información (capítulo aparte es la falta de información en los responsables de la toma de decisiones). De esa misma incultura científica se aprovechan, entre otros, los que quieren hacer sus protestas anti-transgénicos más llamativas y muchas empresas alimentarias y de cosmética que utilizan términos científicos, bien o mal, inventados o no, para darle un supuesto valor añadido o más credibilidad a sus productos (en el blog del Nutricionista de la General  y en Gominolas de petróleo tenéis unos cuantos ejemplos ). 

Quede claro que esta entrada no va en contra del activismo anti-transgénico en particular, ni tampoco a favor de los OGMs. Simplemente quiero pedir, utilizando una popular frase…


UN POQUITO DE (CIENCIA) POR FAVOR  







Artículos relacionados

DEL INQUIETANTE EFECTO DE UN MONO, UNA MASCARILLA Y UNAS JERINGUILLAS
4 / 5
Oleh

Subscribe via email

Like the post above? Please subscribe to the latest posts directly via email.

2 comentarios

Tulis comentarios
avatar
14 de octubre de 2014, 19:18

¡Excelente entrada!
Has conseguido captar completamente mi atención desde el principio hasta el final.

Reply
avatar
15 de octubre de 2014, 14:43

¡¡ Muchas gracias !!.

La verdad es que, en el fondo, era una queja hacia la falta de consideración hacia la ciencia que vivimos en España, que luego tiene sus consecuencias, tanto a nivel de altos cargos políticos como en la población en general. Con toda esta historia del Ebola digamos que estaba un poco mordaz (y eso que me he reprimido jeje) y han tenido que pagar los pobres anti-transgénicos.

De todas maneras, vosotros los médicos también teneis que lidiar a menudo con muucha desinformación de la gente. Así que desde aquí os expreso mi reconocimiento.

Por cierto, me ha encantado tu blog.

Reply