lunes, 28 de enero de 2013

BERLIN, CAPITAL DE LA ALIMENTACIÓN

El Stand de Rusia, espectacular.

Por fin pude visitar la Semana Verde de Berlín, la feria más grande a la que he asistido en mi vida. Visto desde Madrid, tiene mucho mérito traer a los expositores necesarios para llenar 26 pabellones, durante nueve días (del 18 al 27 de enero); aunque ese esfuerzo se recupera con creces con los más de 400.000 visitantes que han tenido (concretamente 407.000) y el dinerito que se gasta cada uno en la feria (este año, 113 euros por visitante). Debe ser muy importante en Alemania si llevan ya 78 años organizándola y cuentan con la presencia no solo de la ministra del ramo, Ilse Aigner , sino con la de la mismísima Angela Merkel.

De todas maneras esta es una Feria dedicada a la agricultura desde una perspectiva muy muy amplia, ya que incluye temas relacionados de alguna manera con esta: 1.630 expositores procedentes de 67 países nos muestran alimentos de todo el mundo y de todo tipo, maquinaria y equipamiento agrícola y hortícola, semillas, suministros para invernaderos y jardinería,  ganado para cría…  junto con stands dedicados a energías renovables y desarrollo rural. Pero tampoco faltan las mascotas, equipamientos para caza y pesca e incluso material para cocinillas (Thermomix incluida, cómo no). Podría verse como  un acontecimiento anual que reúne los ingredientes básicos para atraer al urbanita medio: comida, bebida, animales, naturaleza y aire libre, y, cómo no, infinitas posibilidades para consumir.

El fin de semana se llena de gente hasta los topes 
circular a paso de tortuga por algunos  pabellones requería infinitas dosis de paciencia. 

Esta feria es una cita obligada para productores, mayoristas y minoristas  de todo el mundo, que acuden a ver “qué se cuece” en el panorama alimentario internacional. Constituye también un buen escaparate para empresas, instituciones y delegaciones de muchos países, que les interesa estar ahí simplemente para reforzar su imagen y mostrar su trabajo.

No podía faltar una muestra de maquinaria agrícola alemana.
La gente podía entrar en la cabina de esta cosechadora Claas.

Por ejemplo en el stand del Ministerio de Agricultura alemán, la campaña “Consumidores y agricultura” informa sobre los beneficios de las áreas rurales y la gran variedad de alimentos de gran calidad producidos por la agricultura y horticultura. Reivindica además la calidad y seguridad de los alimentos junto con el conocimiento necesario para obtenerlos, mediante la campaña  “Demasiado buena para la basura”. Esta responde a un llamamiento de la FAO y de la Unión Europea para que los consumidores valoren los alimentos y se reduzca la cantidad de comida desperdiciada. Tema apasionante al que quiero dedicar una entrada.

Sin embargo el mensaje sobre las bondades de la agricultura actual, en términos de calidad, seguridad y protección del medio, y proclamado por instituciones nacionales y europeas no acaba de convencer a todos los consumidores. Diversos grupos representantes de granjeros e industrias, así como defensores del medio ambiente y los derechos de los animales reunieron a miles de personas en una manifestación que se hizo coincidir con el primer fin de semana de la feria, la Cumbre de Ministros de Agricultura y el Foro Global por la Agricultura.

Manifestantes en el centro de Berlin.
Fuente: Karen Pauls/CBC.
Se juntaron entre 15,000 y 22,000 personas (allí tampoco se ponen de acuerdo en las cifras) procedentes de toda Alemania para quejarse de los escándalos alimentarios (al parecer se han vuelto a descubrir dioxinas en la grasa destinada a piensos), la utilización de transgénicos, la crueldad animal en la producción ganadera intensiva e incluso la Política Agraria Común. En el fondo los temas de interés son los mismos, pero da la sensación de que manifestantes y representantes institucionales (políticos o no) vivieran en mundos distintos.

Visitando la feria no pude evitar buscar algo parecido en España, pero es que realmente no tenemos nada comparable.  Hace poco menos de un año hablé del SIA parisino, que es más pequeño pero con un planteamiento similar, aunque algo más enfocado a la agricultura que la Semana Verde berlinesa. En España tenemos la Feria de Zaragoza  que celebra varias ferias enfocadas prácticamente solo a los profesionales: la Fima agrícola y la Fima ganadera cada dos años ( 11 pabellones, 1182 /833 expositores respectivamente y  202.990/58.946 visitantes en las pasadas ediciones ) así como ferias enfocadas en sectores agrícolas concretos (Tecnovid, Enomaq, Oleotec). Por cierto, estas ferias nuestras algún que otro año han recibido la visita del ministro de agricultura y ni de casualidad la del Jefe de Estado, lo que da idea de la importancia del sector primario en la agenda de los política española.



En la semana verde encontré también buenos ejemplos de divulgación agraria, 
y pude comprobar que hemos hecho cosas parecidas. El stand del ima 
tenía una buena flota de tractores Fendt para los más pequeños. 





Los animales siempre tienen mucho tirón del publico. Exhibición de una raza de caballos alemanes, digo yo; esto de no saber alemán es un hándicap en esta feria.



  
Otras entradas que te podrían interesar









Artículos relacionados

BERLIN, CAPITAL DE LA ALIMENTACIÓN
4 / 5
Oleh

Subscribe via email

Like the post above? Please subscribe to the latest posts directly via email.

1 comentarios :

Tulis comentarios
avatar
Rodrigo Miró
29 de enero de 2013, 13:09

Caridad, Jesús, muy bueno el artículo e interesante cómo desde el punto de vista español, intentan reflejar lo vivido en el Green Week de Berlín. En Argentina tenemos la Expoagro, que se realiza anualmente en coincidencia con el fin de la campaña de granos gruesos. No se hace, como la muestra alemana, en un lugar fijo ni en zona urbana. Va rotando por distintas localidades de la llamada "Pampa Húmeda" o también "zona núcleo", que es la región central del país, en la que están las tierras con mejor aptitud para las tareas agrícolas. El evento se realiza al aire libre, en un predio rural, en el que se pueden ver también los corrales con animales y las maquinarias agrícolas trabajar. Está dirigida a los hombres y mujeres del campo, para que conozcan la última tecnología en fertilizantes, herbicidas, semillas, cosechadoras, tractores, etc, aunque también tiene algunas áreas de divulgación destinadas a la población urbana. Es una experiencia que quizás les interese conocer, así como han hecho este año en Berlín. Se organizan siempre en esta época del año. Ya saben que si andan por aquí, tienen un amigo que les puede dar alojamiento. Saludos desde Argentina, vuestro amigo Rodrigo!!

Reply