miércoles, 21 de febrero de 2018

"STRANGER PIGS" O CÓMO CEBAR MITOS ALIMENTARIOS (PARTE I)

Imagino que, a estas alturas, casi todo el mundo ha visto "Stranger Pigs" - otra cosa es que lo haya digerido -, una de las entregas más polémicas del programa "Salvados", dedicado a la producción porcina intensiva. 
Indirectamente, en el programa se daba a entender que en el único lugar donde se tratan bien a los cerdos es en las granjas ecológicas. Otro detalle que no me convence. Una granja ecológica puede que sea el equivalente a un hotel de cinco estrellas, pero en uno de tres también pueden tratarte estupendamente. Foto cortesía de ANPROGAPOR.

Lo que se vio no dejó indiferente a casi nadie. Imagino que afectó especialmente a los colectivos protectores de animales - por la dureza de algunas imágenes que se mostraban- y de igual manera a muchos ganaderos de porcino que vieron cómo se generalizaba una imagen tremendamente negativa de su trabajo. Al parecer, ambos colectivos ya venían calentitos por los avances que había emitido la cadena, la cual logró al 100% su objetivo, conseguir audiencia.

A mí, desde luego no me gustó nada el programa, pero como en los días siguientes a la emisión hubo gente que publicó entradas muy sensatas y muy bien escritas, me limité a compartirlas pensando que ya estaba todo dicho ( sigo recomendando su lectura) . Una de ellas, "Sr. Évole, a propósito del cerdo, escrita por Gemma del Caño" aclara varios aspectos salud pública, la otra "‘Stranger Pigs’, el hambre y las ganas de comer " de Miguel Angel Mainar, lo aborda desde el punto de vista del buen (o mal) hacer periodístico.

Amigos y familiares, externos al sector y que ya saben a qué me dedico, me pidieron mi opinión personal. Y me animé a hacerlo, al principio era para no estar contando lo mismo en el 'wassap' 20 veces pero, en el fondo, a mi también me gusta aportar mi propia visión como comunicadora agraria de todo este asunto.
 

Sobre el uso de antibióticos
 

Al principio Florent Marsellesi, eurodiputado de Equo dice "cuando te comes un lomo de cerdo, te comes un lomo de antibióticos". Évole matiza que "habrá de todo en el lomo, no solo antibiótico, ¿no?", a lo que Florenç responde "el 84 % de los medicamentos (no especifica de qué tipo) que se utilizan en España son para animales (la mayoría serán de granja, se entiende) y se usan de manera preventiva". Vamos, la típica respuesta de político, que ignora lo que le han preguntado y suelta el mensaje que a él le interesa. No sé si a Évole le convenció, a mi desde luego que me saltaron todas las alarmas. 

Esa primera afirmación que hace Florent es, directamente, una burrada. Lo explica bastante bien la carta de la farmacéutica o esta declaración del Colegio de Veterinarios de Murcia.

La gran cantidad de paja que ocupa todo el suelo, y sobre todo esa puertecita abierta para que salgan los animales a tomar el aire (que estos cerdos no parecen interesados en utilizar), son detalles habituales en granjas ecológicas, pero no exclusivos. Fuente: Biobardales, Granja ecológica en Segovia.

Los antibióticos se utilizan en ganadería, evidentemente, pero sólo cuando los animales están enfermos y de una manera restringida; tal como marca la exigente normativa europea. Cuando a un cerdo se les administra antibióticos no puede ser sacrificado para consumo humano hasta que su cuerpo no haya eliminado la sustancia, de manera que, como mucho, puede quedar en la carne alguna mínima cantidad de residuo (ya inocua) de esta sustancia. A este tiempo de espera se le denomina periodo de retirada y también se aplica al resto de especies productoras de carne y a la producción de huevos o leche (como ya conté en esta entrada). Todos estos productos están muy controlados antes de llegar al mercado.

La pena es que este eurodiputado dijo cosas acertadas, pero volvió a soltar otra perlita que, como bióloga, no se por donde cogerla: el ser humano desarrolla resistencia a los antibióticos, porque "lo que comen los animales lo transmiten los animales, y nosotros desarrollamos resistencias a este tipo de enfermedades". Las resistencias las adquieren las bacterias, no las personas, y el proceso por el cual llegan a nosotros esas "superbacterias" es mucho más complejo que comerte un filete de un animal al que se le hayan administrado antibióticos.   


El problema con el uso de antibióticos en producción animal es una realidad a la que muchas instituciones (la OMS incluida) están empezando a reaccionar ahora. Este tema, si queréis, lo dejaremos para una futura entrada, porque tiene su miga.
 

Sobre el uso de hormonas
 
En un momento dado del programa, le piden su opinión a un camionero que va a descargar cerdos al matadero. No pongo en duda su profesionalidad como transportista de animales vivos , pero con todos mis respetos, sobre producción animal no tiene mucha idea. 


He aquí su razonamiento: En verano puede morir algún cerdo durante el transporte, ya que se sofocan con el calor (incluso se sofocan si se les hace andar). Esto ocurre porque "estos" cerdos - (los de granjas intensivas, imagino) - "no aguantan nada, han crecido muy rápido, son como culturistas". Para él la causa es obvia: toman piensos "bastante hormonados", no como los que cuidaban sus abuelos o sus padres, "que se tiraban un año engordándolos, no como los cuatro meses de los cerdos de granja intensiva" (cuando realmente son cinco o seis meses).
 

El bienestar animal en general, y en el transporte en particular, está muy regulado. Los camiones de transporte están diseñados específicamente para que los animales entren, hagan el trayecto y salgan de la manera más cómoda posible. Fuente: Razas porcinas

Es cierto que algunas de las razas de cerdo que se utilizan en granjas intensivas son bastante más sensibles a estrés y al calor que nuestro cerdo ibérico o el Duroc. Los cerdos pueden morir por este motivo, pero no es habitual (la tasa de mortalidad está entre 0,03% y 0,5% durante un transporte de menos de 8h). Aparte de que la normativa plantea la obligación ética de evitar el sufrimiento animal, tampoco interesa en absoluto que los cerdos se estresen en el camino porque la calidad de la carne disminuye considerablemente. De esto también se podría hablar en otras entradas, si queréis. 

Es verdad que los cerdos crecen rápido, pero no se debe a las hormonas. Administrar hormonas para promover el crecimiento, o la producción, de animales está prohibidísimo, es la milésima vez que lo digo. Y poca gente lo hace de estrangis porque es fácil detectarlo y los responsables lo pueden pagar muy caro.
 

Este cerdo es de la raza Pietrain, una de las más habituales en ganadería intensiva. Gracias a la mejora genética es un tipo musculoso y con muy poquita grasa (que es lo que se lleva ahora).

Crecen rápido porque los piensos que toman son ricos en proteínas y energía - nada que ver con lo que recibirían los cerdos alimentados para consumo doméstico - , porque son razas muy mejoradas para que sean más productivas y porque en la fase final de cebo apenas gastan energía vivir en un corral con la comida y el agua a unos cuantos pasos de distancia.
 

Sobre la explotación laboral
 

Curiosamente, un tema que no ha levantado tanta polémica; parece que el "malestar de las personas" no importa tanto, sobre todo si se trata de inmigrantes.
 

El programa denuncia que los mataderos aprovechaban un resquicio legal para ahorrar en costes laborales; treta que se acerca más al fraude de los "falsos autónomos" y a situaciones de explotación laboral.
 

Aunque la vulneración de derechos laborales está denunciada desde hace tiempo, hay que reconocer que este programa nos ha hecho conscientes del problema. Y, ¡oh, casualidad! poco tiempo después de su emisión, nos enteramos que los inspectores de trabajo deciden visitar justo ese matadero. Pudiera ocurrir que esa inspección estaba prevista con antelación y ha sido noticia tras el revuelo causado por el programa. Pero podría ser igualmente probable que la administración haya actuado a remolque de la actualidad, como de costumbre, igual que la industria (como veremos en la siguiente entrada).

Sobre el bienestar animal y la granja de cerdos
 

Esta es sin duda la parte más impactante del programa, la que ha proporcionado la foto que ha acompañado la mayoría de titulares y la que más reacciones ha generado.


En vez de la fotito de marras, que ya ha visto todo el mundo, aquí os dejo un vídeo de la zona de los cerditos ya destetados en una granja normal y corriente. Cortesía de Javier de Diego Casado, ganadero de porcino.

Jordi se une a varios activistas de la ONG "Igualdad animal" que se cuelan por la noche en una granja que están "investigando". No lo especifican en ningún momento, pero las imágenes que graban pertenecen a lo que se llama un lazareto, donde se alojan los animales enfermos. Es como si un marciano fuera a la sala de urgencias de un hospital para investigar sobre las condiciones de vida de los humanos.
 

Por lo poco que se ve, la granja parece bastante mal llevada. En primer lugar no debería resultar tan fácil a cualquier persona colarse y meterse en las naves, por razones de bioseguridad (para evitar que entren patógenos del exterior).
 

Normalmente, las visitas a granjas intensivas de cerdos o pollos están muy restringidas. Esto es lo más cerca que he estado de una granja de cerdos, y eso que iba con un grupo organizado de periodistas agrarios internacionales (el hecho de que fuéramos de varios países distintos es decisivo).

Los cerdos se veían mal atendidos. No soy veterinaria, pero aparentemente tienen lesiones que dudo mucho: a) que se curen en esas condiciones y en un tiempo razonable, b) que se admita a esos animales en ningún un matadero que opere legalmente. Y claro, ahí surgen muchas preguntas, a las que sigo sin encontrar respuesta: si esos animales no son recuperables ¿qué sentido tiene seguir manteniéndolos vivos, máxime si están sufriendo?, si lo normal en esos casos es sacrificarlos en la propia granja, ¿cuando pensaba hacerlo el ganadero?, ¿realmente pensaba hacerlo?.
 

El gran problema es que Évole prefirió dar a entender que esa situación es la habitual en la producción de cerdo, y que en la nave que grabaron (mal)vivían cerdos destinados a consumo humano. Solo en el último minuto del programa advierte que es un caso aislado. ¿Por qué dedicar tanto tiempo a retratar algo que no es lo habitual?. ¿No se ha parado a pensar por un momento el daño tan bestial que hace al generalizar de esa manera?.  

Podría parecer que estas cerdas pasan la vida en esas jaulas tan estrechas, ¿no?. Pues resulta que simplemente están esperando el pase de modelos del semental de la granja. Así se explica esa cara de satisfacción 😉.
En conclusión
 

Creo que denunciar públicamente lo que se hace mal es muy necesario para que la sociedad, las empresas y las administraciones sean conscientes y actúen en la medida de sus posibilidades.
 

La actitud de "El Pozo" y otras industrias que no quisieron colaborar es absurda, pero no debería ser excusa para hacer un programa tan clarísimamente sesgado hacia el "amarillismo alimentario".

¿De verdad que no había otras empresas dispuestas a enseñar sus instalaciones?, ¿y ningún periodista especializado o experto en la materia que pudiera (y quisiera) explicar bien las cosas?. Me cuesta mucho creerlo, y en ese sentido Jordi Évole me ha defraudado.
Lo bueno del asunto es que ha dado pie a reflexionar sobre lo importante que es disponer de buenas estrategias de información al consumidor.

Pero de eso hablaré en la siguiente entrada.


También te podría interesar:

Sobre la importancia de mantener un ambiente adecuado en las granjas de cerdos, y cómo se consigue hacerlo, hablo en la entrada SUDAR COMO UN CERDO.

En ¿SABÍAS QUE LA LECHE NO ES UN VENENO? hablo del tema de los antibióticos, las hormonas y el bienestar (entre otros temas) en las granjas de vacas de leche.

Si creías que los filetes sueltan agua por culpa de las hormonas que les ponen a los animales en la entrada DE CARNE, AGUA Y HORMONAS te explico por qué no es verdad.

Hace tiempo ocurrió lo mismo pero con granjas de conejos, ¿alguien se acuerda?. Lo cuento en la entrada PESADILLA EN LA GRANJA

miércoles, 7 de febrero de 2018

ABECEAGRARIO - INVERNADERO

Con la "i" vamos a tratar un tema imprescindible hoy en día en el mundo de la agricultura, particularmente en la española.

¿Sabías que China, con 82.000 hectáreas, y España, con 70.000 ha, son los dos primeros países con más superficie agrícola dedicada a la producción hortofrutícola en invernaderos permanentes?

Ejemplo de un cultivo de tomates tipo cóctel en Almería en un invernadero multitúnel, con todo tipo de tecnologías. Fuente: Goldlocki/ Wikipedia, CC BY-SA 3.0.

¿Qué es?

Un invernadero es una estructura cerrada, cubierta por materiales transparentes o semitransparentes, que genera un microclima artificial en el que se pueden cultivar plantas en condiciones óptimas durante todo el año.


Al vivir las plantas en unas condiciones de vida tan favorables aumenta su producción y la calidad de esta, ya que no están expuestas a diversos factores de estrés (calor, heladas, viento, plagas).
 

Invernaderos caseros vs "industriales"

Muchas de las personas que cultivan huerto tarde o temprano se plantean comprar o construirse uno, ya sea para preparar los semilleros o para tener cultivar alguna planta especial que requiera un calorcito extra. En Internet es fácil encontrar un tutorial que muestre cómo construirse un invernadero paso a paso (este es mi favorito) aunque también existe la opción de comprarlo listo para montar para los menos habilidosos. Tened cuidado con los más baratos y/o "cuquis", porque a menudo la economía y la estética están reñidas con la funcionalidad. Y lo digo por la experiencia de haber perdido semilleros un soleado día de invierno, asfixiados en un invernadero monísimo pero sin ventilación alguna.
 

Precisamente es la funcionalidad lo que buscan los invernaderos profesionales, que tienen que sacar adelante cosechas muchísimo más grandes que las del mejor hortelano "amateur". Aparte, lógicamente, de que los invernaderos son mucho más grandes los ingenieros le han dado mil vueltas a la cabeza para conseguir que estas estructuras sean capaces por ejemplo de producir en su interior dos temporadas enteras de perfectos y deliciosos tomates cherry en un solo año.
 

El diseño de un invernadero
 

A la hora de construir un invernadero se tienen en cuenta muchos más factores de los que uno imagina. La orientación, la altura (que determinará la radiación solar que reciben las plantas) o la forma e inclinación del techo (plana, curva, a dos aguas...) son factores tienen gran importancia en la circulación del aire.
 

Y es que la ventilación es algo crucial en los invernaderos de zonas cálidas, porque de ella depende el control de la temperatura, la humedad y la concentración de CO2. Aunque pueden instalarse sistemas de ventilación mecánica, prácticamente todos los invernaderos recurren a las ventanas como sistema de ventilación natural. Estas pueden situarse en el techo o en los laterales del invernadero y ser enrollables o abatibles. 
 

La estructura de un invernadero ha de soportar la cubierta, las inclemencias del tiempo y los diversos elementos que se instalan en el interior. Estos deben proyectar el mínimo de sombra posible y facilitar el movimiento de personas y de maquinaria ligera. En los invernaderos muy tecnificados, eso no siempre resulta fácil.
Fuente: Steven/ DP. Wikimedia/
Tipos de invernaderos
 

Si atendemos a la estructura o los materiales con los que están construidos podemos distinguir tres tipos principales.
 

El invernadero tipo "parral"
 

Es el invernadero típico de la costa almeriense. Son bajitos para adaptarse a las condiciones climáticas de esta zona (horas de sol, fuertes vientos).
 

Son los más sencillos y apenas permiten la automatización de ciertas labores pero su principal ventaja es que requeiren una menor inversión, dado el menor coste de los materiales necesarios para su construcción (madera, hierro, plástico).
 

Los invernaderos tipo parral son los más asequibles para pequeños agricultores. Fuente: Pixabay

Desde que en 1961 se cubrieran con plástico los primeros parrales (estructuras donde se criaba las parras para producir uva de mesa), este tipo de invernadero ha tenido un impacto enorme en el desarrollo socio-económico de Almería, y en muchos países del mundo donde se ha aplicado. 


En este vídeo, muy recomendable, cuentan cómo se pasó de un terreno que era "criadero de caracoles y alacranes" al "mar de plástico" actual.    


Invernaderos multitúnel o multicapilla de plástico rígido
 

Este grupo incluye una variedad de estructuras totalmente metálicas, prefabricadas que se instalan, más o menos, como si fuera un mecano. La cubierta del techo es de filme plástico mientras que los frontales y laterales pueden estar fabricados con plásticos rígidos que aportan distintas propiedades (policarbonato, PVC, poliéster con fibra de vidrio...) al invernadero según sea su destino. Es una estructura frecuente en climas templados, por ejemplo en el mediterráneo norte (Barcelona, sur de Francia y norte de Italia) para la producción de hortalizas, flor cortada y plantas ornamentales.
 

El invernadero multitunel se está extendiendo por la versatilidad que ofrece y su mayor capacidad para controlar las condiciones ambientales del interior. Fuente: Rufepa
  
Invernaderos de cristal o "Tipo Venlo".
 

Se caracterizan por utilizar cristal en vez de plásticos. El cristal es el material que mejor se comporta térmicamente, por lo que se emplea sobre todo en zonas de clima frío o para cultivos específicos que requieren una temperatura estable y elevada.
 

El inconveniente del vidrio, comparado con los materiales plásticos, es que pesa bastante y las piezas son pequeñas. Esto hace que requiera la construcción de estructuras muy reforzadas, que disminuyen la radiación solar en el interior y que encarecen el conjunto considerablemente.
 

Un buen ejemplo de este tipo de invernaderos. Fuente:Desconocida/Wikimedia Commons 
Crecer en un invernadero

Podríamos ver al invernadero como una especie de "incubadora" de plantas, aun asumiendo que estas completarán ahí dentro todo su ciclo vital. Ofrece en todo momento las condiciones de vida óptimas para el desarrollo de las plantas y las protege frente al frio, el calor o frente a distintos organismos que puedan dañarla.
 

Las plantas pueden crecer directamente del suelo, como en los invernaderos de fresas, sobre amplias mesas si se trata de invernaderos dedicados a producir plantones, o sobre estructuras por las que circula el agua llena de nutrientes en el caso de sistemas hidropónicos

 Las fresas de principio de temporada crecen en grandes caballones protegidos por una estructura tipo invernadero, pero más abierta.

Si, esas lechugas tan caras y con tan buen aspecto posiblemente vengan de un invernadero con sistema hidropónico. Fuente: Freshplaza


Lo más habitual hoy en día es cultivar las plantas en unas bolsas llenas de un sustrato inerte, normalmente "lana de roca". La planta desarrolla las raíces en su interior y estas reciben la cantidad exacta de agua y nutrientes que necesita a través de un sistema de riego por goteo especializado. Este sistema se denomina "fertirrigación", y creo que habrá que dedicarle otra entrada.
 

El espacio de un invernadero es limitado y en algunos cultivos se hace crecer a las plantas de tal manera que aprovechen el espacio al máximo y que permitan trabajar cómoda y rápidamente a los operarios. ¿Cómo? conduciéndolas en vertical apoyándolas en cuerdas, realizando lo que se denomina el "entutorado". Fuente: Cortesía de Syngenta.


¿Sabías que una planta de tomate, crecida y formada en invernadero, puede llegar a medir tres metros?
 Stop bichos (o no)

¿Sabías que el sistema de cultivo bajo invernado es pionero en la utilización de control biológico de plagas?


Todo este control de las condiciones ambientales es posible porque los invernaderos están prácticamente aislados del mundo exterior. Esto ayuda a luchar contra las plagas, ya que en el caso de que logren entrar, son más fáciles de controlar al estar en un recinto cerrado.
 

Pero lo primero es tomar medidas para evitar que entre cualquier organismo que pueda causar problemas - virus, bacterias, hongos o insectos -. Esto se hace utilizando material vegetal (semilla o plantones) con sanidad certificada, restringiendo las entradas al interior del invernadero o colocando mallas anti-insectos. Esto es algo importante, porque si llegara a entrar una plaga de insectos, el invernadero es un sitio ideal para expandirse: calentito, sin grandes oscilaciones de temperatura y con plantas bien alimentadas para comer.
 

Para prevenir la entrada de enfermedades provocadas por virus o bacterias sólo queda confiar en que el proveedor de semillas o las plántulas suministre material sano. Y aún así, estos microorganismos a veces se salen con la suya, como en el caso de este pimiento tan saleroso afectado por un virus.


Como resulta que la Unión Europea cada vez restringe más el uso de productos fitosanitarios, especialmente en horticultura, y el control sobre los residuos es tremendamente exigente (a menudo las comercializadoras exigen limites más exigentes aún) los agricultores han optado por recurrir a la Producción Integrada. Algún dia también le dedicaré una entrada a este interesante sistema de producción, pero resumiendo, quedaos con que intenta reducir al máximo posible el uso de productos fitosanitarios utilizando todas las técnicas agronómicas y biológicas a su disposición.
 

La cochinilla algodonosa o cotonet (Planococcus citri) es un insecto difícil de combatir  con insecticidas gracias al caparazón que le protege, pero es muy vulnerable a un voraz depredador como Cryptolaemus montrouzieri. Fuente: Cortesía de Syngenta.

Una de las más importantes hoy en día es la "lucha biológica", que también resumiendo (y recurriendo a wikipedia) es un "método agrícola de control de plagas que usa depredadores, parásitos, herbívoros u otros medios naturales".  

¿Sabías que el 100% de la producción de pimiento de Almería se realiza utilizando métodos de control biológico de plagas? El objetivo es conseguirlo con el resto de cultivos, y no queda lejos.

 Pero el aislamiento total tiene una pega. Si no puede entrar ningún insecto, cultivos como el tomate no podrían producir frutos porque nadie polinizó sus flores. ¿Nadie? Pues no, actualmente se utilizan colonias de abejorros que viven en colmenas portátiles. Estas se colocan en determinados puntos del invernaderos y sus moradores hacen su trabajo de polinizadores con eficiencia. Así tenemos este problema también solucionado. 

Una colmena de abejorros portátil para invernaderos. Fuente: Cortesía de Syngenta.
Una visita al interior del invernadero


Como resumen y para terminar, os dejo con este vídeo en el que aparecen algunas de las cosas que he contado.
No sé si a partir de ahora veréis a los invernaderos de otra manera. Si es así, y os ha llamado la atención esta manera de producir verduras y frutas, sabed que es posible visitar y aprender cómo funciona un invernadero por dentro. La empresa Clisol, en Almería ofrece la posibilidad de disfrutar de este turismo tan particular. 

 
Ah, se me olvidaba; invernadero en inglés es greenhouse

Otras entradas que te podrían interesar:
 

Reconozcámoslo, los tomates de invernadero muy buena fama no tienen (a pesar de que los famosos RAF lo sean al 100%). Cuento por qué en: AQUELLOS TOMATES
 

Hay un lugar en una esquinita de la península donde se produce, casi todo el año en invernadero, la mayoría de los tomates cherry que consumimos en España y parte de Europa. Lo cuento en: EL PARAISO DE LOS TOMATES CHERRY  

A pesar de que un invernadero es el lugar ideal para que crezcan plagas, quizás sean los sitios donde menos productos fitosanitarios se utilicen. Si quieres saber más sobre sanidad vegetal, no te pierdas esta entrada.
NO, LOS AGRICULTORES NO PRETENDEN ENVENENARTE

martes, 9 de enero de 2018

MÁS DIFERENCIAS ENTRE COCHES Y TRACTORES

¿Estamos ya todos de vuelta de las vacaciones? Espero que vengáis con las pilas cargadas porque vamos a empezar fuerte, retomando las similitudes y diferencias entre un coche y un tractor, de nuevo de manos de Heliodoro, nuestro vecino del blog Mas que máquinas agrícolas

¿Nos ponemos en marcha?. Fotografía cortesia de Fendt.

Recopilando...

En la entrada anterior se analizaron las diferencias fundamentales entre un coche y un tractor. Concretamente se compararon dos vehículos “normales”, lo que se denomina utilitarios o media gama: un Seat Ibiza Xcellence y un New Holland T5 ElectroCommand.

En ella se analizaron cuestiones como las diferencias de motor y potencias, el peso, la transmisión, los neumáticos y. cómo no, el precio. En esta entrada, me centraré en otros elementos y componentes que diferencian totalmente al tractor del coche: tipos de tracción, toma de fuerza, habitáculo…

LA TRACCIÓN
 

Mientras la mayoría de los coches, incluido nuestro Ibiza, disponen de tracción solo a dos ruedas, los tractores la tienen a las 4 ruedas. En los coches la tracción suele ir a las ruedas delanteras, mientras que los tractores siempre la tienen en las ruedas traseras; el eje delantero “ayudará” en labores de campo.
 

La conexión de la doble tracción suele seleccionarla automáticamente el propio tractor. Por ejemplo el tractor “pensaría” así: a velocidades bajas (inferiores a 12 km/h) la conecto y a velocidades altas (mayores a 12 km/h) la desconecto, si se pisan ambos frenos la conecto, si el ángulo de giro es mayor de 15º la desconecto…
¿Dos frenos?: Si, así es. Los tractores llevan separados los frenos izquierdo y derecho. ¿Por qué? Pues porque pisando solo el freno de un lado el tractor gira mucho más rápido y eso es muy importante en el campo. Sin embargo cuando se va en transporte ambos frenos se deben poner en posición conjunta.
TOMA DE FUERZA
 

Frecuentemente el tractor debe accionar aperos de trabajo como puede ser una abonadora, un pulverizador o una empacadora, etc. Estos son aperos que disponen de partes móviles y que requieren energía para ser accionados. El tractor es su fuente de energía. Para ello los tractores disponen de una toma de fuerza mecánica que consiste en un eje que se mueve girando a unas determinadas revoluciones. Desde ese eje se toma la potencia para accionar las partes móviles del apero: bomba del pulverizador, distribuidores de abono de la abonadora o el conjunto de la empacadora.
 


Aquí vemos a una abonadora en acción accionada por la toma de fuerza.
 

También en multitud de ocasiones podrás ver a un tractor estático que está accionando alguna máquina, por ejemplo una bomba de riego. En este caso el tractor se usa como fuente de potencia estática.
 


SISTEMA HIDRÁULICO
 

Otras veces el apero que lleva el tractor, ya sea suspendido o arrastrado, puede requerir potencia pero no mecánica (la que aporta la toma de fuerza) sino hidráulica.
 

Comúnmente en la parte trasera del tractor, pero también en posición ventral o frontal, el tractor dispone de unas salidas que son los denominados distribuidores hidráulicos. ¿Cuántos distribuidores lleva un tractor? depende de la especificación del modelo; uno normal, como nuestro T5 lleva 2 o 3 distribuidores.
 
El tractor, a través de sus bombas hidráulicas, manda presión y caudal a sus distribuidores. Allí se enganchan a los aperos mediante mangueras y acoples normalizados. La potencia hidráulica que aporta el tractor permite mover motores hidráulicos, como el de una trituradora de restos de poda por ejemplo, o mover un cilindro hidráulico que despliega o recoge un determinado apero.


De la misma manera que los padres recogen los caramelos en las cabalgatas, este apero hace lo propio con las aceitunas. Claro que tiene que menear al árbol un poquito, y lo hace gracias a la potencia hidráulica que aporta el tractor. 
 

ELEVADOR

Otro de los componentes más diferenciadores de un tractor es el elevador. Un tractor siempre lleva elevador trasero y, cada vez más frecuentemente, también el delantero.
 

¿Qué es el elevador? Se trata de un sistema por el cual con tres puntos de enganche (la razón de elegir 3 puntos es que solo existe un plano que pase por esos 3 puntos) se pueden amarrar los aperos que vayan suspendidos al tractor. Este sistema, también conocido como tripuntal, del que ya hable en esta entrada, es el más utilizado para enganchar aperos.

Tractor New Holland con aperos enganchados delante y detrás.

LA CABINA
 

Hace unos años la mayoría de los tractores iban sin cabina. El primer paso fue poner unos “cerramientos” para evitar inclemencias del tiempo. Pero estos “cerramientos” solo evitaban el aire y la lluvia, en ningún caso protegían, más bien lo contrario, frente a ruidos o a vuelcos.
 

Afortunadamente para los agricultores los cerramientos han cambiado mucho. Hoy en día “todos” los tractores deben incorporar cabinas, que además de ser estructuras de seguridad constituyen habitáculos con todas las comodidades (aire acondicionado o climatizador, aislamiento térmico y acústico, asientos con buenas suspensiones) y diseñados según estudios ergonómicos muy avanzados, para hacer más fácil las largas jornadas de trabajo. Hay incluso cabinas con puesto de conducción reversible, ya que muchas labores agrícolas se hacen marcha atrás.
 

Otra medida de seguridad son los sistemas avanzados de filtración de aire. Las cabinas cuentan con filtros de carbón activo para poder retener las partículas de sustancias peligrosas para la salud cuando se hacen tratamientos fitosanitarios. Además la cabina de un tractor suele ir presurizada para evitar la entrada libre de aire y polvo del exterior.
 

¿”Todos” llevan cabina?: No, en realidad son “casi todos”. Hay unos tractores denominados “estrechos” o “especialistas” que se diseñan para trabajar entre frutales, a veces viñedo u olivar, que suelen ir sin cabina porque deben tener la mínima altura posible para pasar bajo los cultivos. En estos casos incorporan el denominado arco de seguridad. El arco protege al conductor de ser aplastado por el propio tractor en el caso de vuelco.
 En cuanto al número de plazas: A diferencia de los coches, cuyos habitáculos están normalmente homologados para 5 personas, las cabinas de los tractores lo están para 1 o máximo 2. En este caso, el conductor va en posición central y el acompañante se sitúa a su izquierda.

AUTOMATISMOS Y GPS
 

Junto a la transmisión es donde más diferencias se aprecian entre coche y tractor. Un tractor incorpora muchos más automatismos que un coche. En realidad el número de automatismos es enorme, mucho más de los que se pueden explicar en una entrada.

Un tipo de automatismo lo hemos visto con la conexión automática de la doble tracción, también ocurre con la toma de fuerza. Ahora veremos otros dos más:
 

- Gestión de cabeceras

Cuando el tractor llega al final de la calle del cultivo (besana) debe repetir una serie de acciones. Imagina que portas una vertedera que es un arado que voltea la tierra. Al llegar al final de la calle debes hacer la siguiente secuencia: subir la vertedera, girar la dirección, bajar el régimen de giro del motor (para consumir menos), voltear la vertedera (para que siga trabajando en el mismo sentido) y, de nuevo, volver a subir el régimen y bajar la vertedera… Bueno pues todo eso el tractor lo puede hacer “de memoria” usando sus automatismos, se graba una vez y ya está.
 

- GPS y autoguiado

Un tractor, al igual que un coche, suele llevar GPS pero hay ligeras diferencias.
 

En el tractor el GPS es muchísimo más exacto. Hay varios niveles de precisión pero el más exacto, se llama señal RTK, es capaz de tener una desviación máxima de la línea trazada de +/- 2 cm. Esta precisión tan elevada se requiere para plantaciones de hortícolas y para evitar solapes en la siembra y los tratamientos, lo que permite ahorrar semilla y productos fitosanitarios.

Antena GPS montada en un tractor
Los tractores que llevan GPS ayudan a la conducción, actualmente mediante el sistema de autoguiado. Este permite al agricultor desentenderse del volante ya que un motor eléctrico se encarga de manejarlo. Las órdenes al motor le llegan desde el receptor de GPS, que es mucho más voluminoso que el de un coche. Con autoguiado, el conductor simplemente se debe concentrar en que la máquina esté operando y en iniciar la secuencia automática al llegar al final de la calle. Otra gran ventaja es que permite trabajar de noche; ya hay incluso modelos autónomos.
 


No te pierdas este vídeo de tractor haciendo siembra directa con autoguiado.

¿Ciencia ficción? No. Los tractores teledirigidos ya existen. otra cosa es lo que cuesten.

Y eso es todo, ¿a que molan los tractores?. Seguro que a partir de ahora no los veis de la misma manera.

Otras entradas que te podrían interesar:

La primera entrega - DESCUBRE LAS CINCO DIFERENCIAS ENTRE UN COCHE Y UN TRACTOR  - es casi indispensable para meterse en el mundo tractoril.
Algunas de las cosas que se cuentan en esta entrada ya las avancé en:
TRACTORES PARA DUMMIES 

En 
DE TRACTORES Y SATELITES  ya cuento las tremendas innovaciones que se aplican a la maquinaria agrícola.

viernes, 22 de diciembre de 2017

GANADERÍA ES...CUIDAR DE LOS ANIMALES.

De nuevo hemos vuelto a sacar nuestros juegos para llevarlos a los colegios. en este quinto tour, celebrado del 11 al 18 de diciembre vez, además de seguir contando con el apoyo de las empresas patrocinadoras Fendt y la Asociación Empresarial para la Protección de las Plantas (AEPLA), se ha sumado la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

En total, más de 600 alumnos de seis colegios de la capital manchega han participado y aprendido con nuestros juegos clásicos rediseñados para enseñar cuatro cosillas sobre agricultura.



En la presentación del proyecto contamos con la presencia del director general de Programas, Atención a la Diversidad y Formación Profesional de la consejería de Educación, Cultura y Deportes de Castilla-La Mancha, Amador Pastor Noheda, y del consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo. Este último se animó a charlar con los niños acerca de la importancia de comer sano y del importante papel de agricultores y ganaderos en la economía de esta comunidad autónoma.


Los niños saben mucho más de lo que nos imaginamos.

Ya lo comenté en una entrada anterior, y lo repito en las entrevistas que me hacen de vez en cuando (como esta en Radio Castilla la Mancha, min 21.50 aprox), eso de que la leche sale del brick o los filetes de la barqueta del super es un mito que nos hemos inventado los adultos. Los profesores hacen muy bien su trabajo y el origen de los alimentos básicos suelen tenerlo muy clarito. Pero los chavales de vez en cuando te sorprenden o te hacen pensar con sus ocurrencias, y me gusta compartirlas con los lectores del blog.


La lista de productos vegetales que dicen los niños apenas varía en los centros: calabaza, sandía, brocoli, tomates, patatas...y como no, la zanahoria.
 
Por ejemplo, uno de los primeros niños que participó en la primera charla del primer cole respondió a la clásica pregunta de qué creen ellos que es la agricultura, "agricultura es arte". Sin duda que los agricultores son unos artistas sorteando todo tipo de obstáculos para producir alimentos, pero sospecho que el chaval de 3º de primaria se confundía con la arquitectura. No es la primera vez que nos pasa aunque en esta ocasión un niño también confundió la agricultura con la apicultura...al menos no se salió del sector primario.

Lo más habitual es que nos respondan que la "agricultura tiene algo que ver con plantar plantas", y que hagan mención a sembrar, plantar y recoger. Pero esta vez otro niño añadió un matiz que nos gustó y nos sorprendió: "agricultura es un trabajo de campo en el que te esfuerzas para obtener comida ".
 


El trabajo del agricultor no es tan fácil como parece

 
Últimamente preguntamos a los niños si les parece fácil o difícil el trabajo de los agricultores: unos dicen que si y otros que no. — ¿Y por qué no es fácil? — pregunta Belén durante la charla inicial,


— ¡ porque las semillas tardan en crecer ! — dice un niño.


— ¡ porque las gallinas se comen las semillas que se han sembrado ! — añade otro convencido. El concepto de fauna perjudicial lo tiene, la especie quizás no tanto.


—¡ por la sequía ! —. Y es que a los niños no les es indiferente lo que pasa a su alrededor.





Con el juego de la oca, los niños pueden descubrir algunos de esos obstáculos que tienen que sortear agricultores y ganaderos.

Las enfermedades de las plantas
 
Cuando les preguntamos por las enfermedades de las plantas, cuando se quedan "pochas" según ellos, el culpable es casi siempre un exceso o defecto de agua, o si acaso mucho frio que las hiela. Los hongos, virus, bacterias e incluso insectos como agentes dañinos para las plantas todavía les quedan un poco lejos en el temario.


Sin embargo tienen muy claro que la mariquita se come los pulgones, y así se lo cuentan a Albertina en el memory.
 

El destino desconocido de los animales de granja
 

Ya tenemos claro entonces que los agricultores, siembran, plantan y cosechan. Pero, y los ganaderos ¿a que se dedican?: 

— Pues cuidan de los animales, y después ya...— contestó una niña, que quizás no le veía mucha lógica a eso de cuidar animales para luego matarlos; o quizás le daba cierto repelús pensarlo. Nos quedamos con las ganas de averiguarlo, pero el tiempo corre.


 

Del campo al cole
 

En el fondo, la idea del proyecto es llevar el campo a la gente en general y a los coles en particular. Así que hemos empezado por llevar varias muestras de objetos habituales en el campo pero extraños para el habitante de la ciudad.
 


Las espigas de trigo las conocen pero les resultan ásperas.

 

La lana, tal como salió al esquilar la oveja, despertaba curiosidad y asco a partes iguales. A algunos niños les llamaba la atención el olor y a otros el tacto; — ¡es como una pelota anti estrés! — exclamó un niño.

 

Pocas novedades en el juego del campo a la mesa
 

Las respuestas que me dieron los niños y las conclusiones que yo tomé son prácticamente las mismas que en el tour anterior. Pero ha habido una que me ha llamado la atención: no saben que el vinagre se obtiene a partir del vino. Es algo muy tonto que muchos damos por sentado, pero ya lo advertí en otra entrada, en temas de vid y vino, los peques están "muy verdes", ya vivan en La Mancha o en Madrid.
 

Aquí os dejo un pequeño video, que no se oye muy bien, para que os hagáis una idea del "ambientillo" del juego.



Y para terminar, la foto de grupo. Delante del photocall, que son muchos, pero con atrezzo.



Otras entradas que te podrían interesar:

AGRICULTURA ES... VIVIR EN EL CAMPO Y CULTIVAR COSAS

FORMANDO A DETECTIVES DE LOS ALIMENTOS

EL PROYECTO "CONOCER LA AGRICULTURA" SE VA AL COLE. CRÓNICA DEL TOUR 2015 POR COLEGIOS MADRILEÑOS.

NUESTRO PASO POR COLEGIOS MADRILEÑOS. SEGUNDA PARTE: PARECIDOS RAZONABLES.