" La agricultura es la profesión propia del sabio, la más adecuada al sencillo y la ocupación más digna para todo hombre libre". Cicerón.

miércoles, 11 de enero de 2017

ABECEAGRARIO: CABALLÓN

Empezamos el año con fuerza, y pensando en las labores del huerto que nos esperan, nada mejor que un abeceagrario de especial interés para los 'huerteros'.

Un caballón es el montículo de tierra de labor que queda entre surco y surco al arar un terreno, aunque también se puede hacer a propósito con la azada.
 
 

Este sistema se utilizaba tradicionalmente en los huertos pero ha ido desapareciendo en gran parte debido a la aparición del riego por goteo, ya que una de las funciones principales de los caballones es contener y dirigir el agua cuando se riega a manta. 

De esta manera las plantas se encuentran en alto, sin llegar a encharcar la base del tallo a salvo de pudriciones en las raíces o la base del tallo, pero les llega la humedad sin problemas.  


Detrás de esta sencilla estructura hay más ciencia de la que parece. La idea es asegurarse que el agua que discurre por los surcos sea aprovechada lo máximo posible por las raíces de las plantas que ocupan los caballones.
 

La distancia entre un caballón/surco y otro depende de varios factores: tipo de suelo, tipo de cultivo y maquinaria que se pretende utilizar, entre otros.. Fuente
 
Si el ancho del surco es excesivo, o no llega la suficiente cantidad de agua, esta apenas mojará los flancos de los caballones, donde están las raíces listas para absorberla en cuanto llegue. El agua queda en el fondo del surco y se perderá por percolación (se filtra hacia el interior del suelo) donde, si acaso, la aprovecharán las malas hierbas (dependiendo del celo del hortelano). Si hay demasiada agua o los caballones son bajitos y están muy cercanos entre sí, el agua los sobrepasa y aparecen los problemas de erosión: el caballón se deshace y quedan los tallos o raíces de las plantas al descubierto (lo que las hace más vulnerables). Así que... ¿quien dijo que ser agricultor es fácil? ¡menos mal que se inventó el riego por goteo!. 

 

Dependiendo de la especie a cultivar, esta se puede plantar en la corona, el lomo o el flanco del caballón. El clima y el tipo de suelo determinarán si conviene hacer surcos amplios o caballones pronunciadosFuente.

a) Situación ideal: las raíces tienen acceso total al agua. b) Situación a evitar: el agua no llega a las raíces y se filtra al suelo. Fuente.
 
Una ventaja de los caballones es que los surcos que quedan entre medias nos permiten pisar para acceder fácilmente a las plantas para cuidarlas, observarlas, recoger la cosecha o lo que haga falta. Al no pisar en zona cultivada, la tierra que forma el caballón continuará mullida, lo cual facilita el crecimiento de las plantas.
 

Como ya he apuntado cada vez se utiliza menos, ya que suele implicar regar a manta lo cual consume demasiada agua y no está el clima para excesos. Hoy en día, sobre todo en pequeños huertos (familiares, urbanos, escolares etc) se utiliza más la técnica del bancal profundo, a la que algún día tendremos que dedicarle una entrada.
 

Sin embargo, hay especies con las que interesa utilizar este sistema, como es el caso de la patata. Para cultivar los espárragos o la fresa también se utilizan caballones, pero por otras razones propias de su cultivo. 
 

Los tubérculos de la patata se desarrollan en la tierra mullida del caballón. Cuando llegue el momento de recogerlos, los tubérculos están por encima del nivel del suelo por lo que la cosechadora, en vez de cavar sólo tiene que "desmenuzar" el caballón, lo cual facilita bastante la tarea. Fuente: Blog Mas que máquinas agrícolas.

 


Se pueden hacer a mano o a máquina. Viendo el vídeo parece fácil hacerlas a mano, pero requiere su práctica. 


En este vídeo se hacen con una motoazada a la que se le acopla un apero que forma los caballones.

Por cierto, en inglés se les llama 'ridge'.
 


Otras entradas que te pueden interesar:

sábado, 31 de diciembre de 2016

ALMENDRAS “MADE IN SPAIN”

Esta mañana me acabo de tomar un mazapán de los ricos, de esos que saben a almendra y no están duros como piedras. Seguro que también caerá algo de turrón, polvorones, mantecados... Ya sé que cada vez menos gente los toma, que son fatales para la línea y que ahora se llevan turrones más sofisticados, o si acaso unos bombones. Como ya le he dedicado una entrada al cacao y otra al azúcar, solo me faltaría otra del aceite de palma (todo se andará) para cubrir gran parte de la oferta de dulces navideños actuales.

Ironías aparte, creo que las almendras, humildes y saludables ellas, merecen nuestra atención, ya sea como aperitivo o merienda o como componente principal de muchos dulces mediterráneos.

Almendro en flor. De Vincent van Gogh. Google Cultural Institute. Dominio público.


California vs España

Cada vez se consume más almendra en todo el mundo, concretamente un 5% más cada año; incluso países asiáticos como India, China o Indonesia que se están sumando a la moda. Esto se debe principalmente a la fama de alimento saludable que ha adquirido este fruto que además ha entrado en nuestras dietas de múltiples formas.

Como curiosidad, cabe citar que el aumento de alergias al cacahuete en niños estadounidenses o las nuevas tendencias alimentarias (las dieta "paleo" por ejemplo) influyen en el aumento de la demanda.


EEUU es el primer productor mundial de almendras, concretamente el estado de California con cerca de 1,4 millones de toneladas. La producción allí es posible porque en esa región existe un clima muy similar al mediterráneo y desde el principio se optó por un sistema intensivo, basado en variedades más productivas, con riego, abonados podas y tratamientos fitosanitarios para obtener el mayor potencial posible de estos árboles.  Así, es la producción californiana y la cotización euro/dolar las que marcan el precio mundial de este producto.

Para que os hagáis una idea, os muestro unos datos tomados de esta charla de 2013, que son muy elocuentes. España con 431.148 ha, es el país con mayor superficie cultivadas de almendro del mundo, pero tiene una limitada capacidad productiva de 114 Kg/ha. En Estados Unidos, con menos superficie (352.084 hectáreas concretamente) plantadas de almendros, estos dan una producción unas veinte veces mayor, de 2.409 Kg/ha.

¿Sabías que la producción de almendra californiana supone aproximadamente el 80 % del total mundial?

Cultivo de almendros en California. Fuente: Gerald Holmes, California Polytechnic State University at San Luis Obispo, Bugwood.org.


¿Y qué ocurre con España? Pues que, para bien y para mal, no parte de cero. El almendro es un cultivo netamente mediterráneo, y hasta los años 60, aquí éramos los reyes, más que nada porque a nadie se le había ocurrido probar a plantarlos en otros lugares. Heredamos árboles de variedades en general poco productivas, cultivados tradicionalmente en zonas marginales como complemento a otros cultivos y utilizando técnicas de cultivo digamos "anticuadas". Pero por otra parte, algunas de esas variedades que conservamos son de una gran calidad y sabemos mejor que nadie cómo procesar la almendra, tanto para consumirla directamente como para elaborar una confitería única, heredera de los dulces árabes elaborados en base a miel y almendras.

¿Sabías que la almendra Marcona está considerada como la variedad de mayor calidad a nivel mundial?
 
De esta manera se da una situación peculiar: España produce y exporta almendra de gran calidad, pero también importa para luego reexportar los distintos productos de la almendra ya procesados (palitos, láminas, dados, harina, pasta, etc,...) ya que dispone de una industria puntera a nivel mundial en ese campo, capaz de aportar un valor añadido a este producto.

Almendros en España: marginales y superintensivos, todo cabe.

Los almendros españoles se encuentran  fundamentalmente en el arco mediterráneo, desde el sureste árido andaluz y murciano, subiendo por las sierras de Alicante y Valencia hasta llegar incluso a Cataluña. Le siguen en importancia regiones interiores de climas duros como Aragón y Castilla-La Mancha.  

Almendros en Ibiza


A pesar de la gran superficie que en España se dedica al cultivo del almendro, en torno a las 600.000 hectáreas actualmente ya hemos comentado que una parte importante es de carácter marginal. Aunque su contribución a la producción nacional de almendra es modesta, tienen también su importancia, sobre todo de cara al desarrollo rural: esos terrenos marginales se pueden revalorizar por la presencia de industrias locales de productos derivados, por turismo rural derivado de sus valores paisajísticos, e incluso por su aprovechamiento en régimen ecológico, apoyado con ayudas de la PAC.


¿Sabías que las provincias de Málaga, Granada y Almería, son las principales productoras de almendras ecológicas de España y del mundo?

Los almendros son árboles muy sufridos y medran bien en lugares de climas duros y suelos pobres, eso sí en esas condiciones no hacen milagros y dan poca almendra. Pero en cuanto se les mima un poco, con un poco de agua la cosa cambia y aumenta la rentabilidad de una manera significativa. Y ya que se les da de beber en las plantaciones modernas se les enriquece la dieta: aplicando abono, a lo largo del año y según las necesidades del árbol, junto con el agua de riego mediante fertirrigación. 

Así, las producción puede variar enormemente según el sistema de cultivo: desde los 100 kg de pepita por hectárea en condiciones de secano pobre, a los más de 2.000 kg en buenas plantaciones en regadío.



Con los  nuevos cultivos de almendros, que incorporan todas nuevas técnicas agronómicas: regadío, abonado, mejora genética, formación en seto que permite la cosecha automatizada se tarda menos en empezar a dar rendimientos, por lo que se prevé que España pueda duplicar su producción en siete años.

En España cerca de la mitad de las almendras van a parar a la industria de dulces navideños, principalmente en forma de turrón y mazapán. Y es que en general la industria mantiene fuertes vínculos con la producción, hasta el punto que marcas de productos como Delaviuda en Toledo o Borges en Cataluña, están plantando sus propios almendros para no depender tanto del mercado exterior.

El principal consumidor de almendras es la industria de la confitería, turrones, chocolates y pastelería.
 
Y es que, a pesar del auge del chocolate y la grasa de palma, afortunadamente la tradición se mantiene y tenemos nada menos que 7 productos navideños con Indicación Geográfica Protegida en los que interviene la almendra en mayor o menor medida: turrón de Jijona (el blando), turrón de Alicante (el duro), turrón de Agramunt (en LLeida), mazapanes de Toledo, polvorones y mantecados de Estepa y el alfajor de Medina Sidonia (Cádiz).


La burbuja “almendrística”

Como vimos, California es la que “parte el bacalao” en el mercado de la almendra. Pero de un tiempo a esta parte ha bajado bastante su producción, debido en gran parte a la tremenda sequía que han padecido y a que les tocaba renovar plantaciones, tarea que hay que hacer cada 20 ó 25 años debido al ciclo productivo de este cultivo.

Con esta situación de fuerte demanda acompañada por un bajón en la producción del gigante californiano, los precios en las lonjas son lo suficientemente atractivos - han alcanzado los 8 euros por kilo de almendra pelada - como para en el resto de países se aproveche la situación y se planten más almendros.

Si consideramos que estas nuevas plantaciones se están haciendo en plan intensivo, ocupando incluso zonas donde hasta hace poco había cultivos actualmente apenas poco rentables, y sobre todo que California tarde o temprano acabará saliendo del bache...tenemos todos los ingredientes para un boom de la almendra. El tiempo lo dirá.


Variedades de almendras para los distintos usos

Se puede decir que hay dos tipos principales de almendra: las de cáscara dura y las de cáscara blanda o mollares. Y como no hay dos sin tres, también tenemos de cáscara semi dura.

Esta diferencia es en parte responsable de la posición en el podium de los distintos países productores. Los grandes cultivos californianos y australianos son de variedades mejoradas de cáscara blanda - "Nonpareil", "Ne plus ultra", "Texas", - que se puede romper haciendo fuerza con la mano. Al ser la cáscara menos densa, pesa menos y por tanto su rendimiento en el descascarado es mucho mayor que las de cáscara dura: en torno al 60 %, de un kilo de almendras con cáscara 600 gramos corresponden al fruto y 400 a cáscara. Pero esta ventaja económica implica desventajas, la cáscara más débil las hace son más propensas al ataque de insectos, por lo que se hace necesario realizar tratamientos fitosanitarios y al enranciamiento (oxidación de sus grasas) durante el almacenado.

En España la gran parte de los cultivos son de variedades autóctonas de cáscara dura (aunque también las hay de cáscara blanda como la Mollar de Tarragona). Por ejemplo la famosa almendra Marcona tiene un rendimiento del 20-27 %, o la Guara, muy extendida últimamente, tiene un 30-34 %. Poco a poco se están introduciendo también variedades italianas, francesas e incluso portuguesas.

¿Sabías que la almendra Marcona es originaria de la provincia de Alicante?

Pero cuando un agricultor decide plantar almendros, aparte del rendimiento final, tiene que tener en cuenta muchos factores - condiciones de la zona (suelos, heladas, sequía, frío, etc.), época de floración, compatibilidad del polen, facilidad de formación y poda, resistencia a plagas y enfermedades, época de maduración y facilidad de recolección y pelado -, que le harán decidirse no solo por la variedad de almendro utilizada sino por los patrones a utilizar, ya que en este cultivo utilizar injertos es lo habitual.


Almendro de la variedad "Guara". Esta variedad autocompatible (puede polinizarse a si misma) y de floración tardía (hay menos probabilidad que una helada afecte al cuajado de las flores) ha sido obtenida por un programa de mejora del CITA de Aragón. Fuente: Blog Crisolar
  
Y por último están los requerimientos del mercado. Como ya hemos comentado, las almendras son cada vez más demandadas como aperitivo saludable por su especial composición en proteínas, fibra y grasa, principalmente en forma de ácido oleico. Existen diferencias significativas entre las variedades, tanto en la cantidad de grasa como por su tipo, y las autóctonas españolas se llevan la palma.

Determinados usos tienen sus variedades preferidas: "Desmayo Largueta", para aperitivos de almendra tostada con piel, "Marcona", para turrón por su composición en grasas, almendras pequeñas para las tabletas de chocolate o grandes para las laminadas.

Un dulce no navideño pero basado en la almendra es la Tarta de Santiago, que incluso tiene IGP. Estas sólo utilizan almendras de primera calidad, con un contenido en grasa superior al 50%, especificación que cumplen generalmente las almendras de variedades de origen mediterráneo (entre ellas “Comun”, “Marcona”, “Mollar”, “Largueta” y “Planeta”) que son las que habitualmente se utilizan. Fuente: Mis Thermorecetas.

Y esto es todo por esta vez. Espero que esta entrada sirva para que, aprovechando la navidad, descubráis cosas nuevas sobre este alimento tan nuestro y tan saludable.


OTRAS ENTRADAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:


viernes, 16 de diciembre de 2016

¿PULSERAS DE ACTIVIDAD PARA VACAS LECHERAS?

Si, existen, estos "wearables" que están tan de moda ahora básicamente son podómetros, ¿pero entonces, son para que las vacas pierdan esos kilitos que le sobran?.

No, en absoluto, de hecho a las vacas de leche no suele sobrarles ni un solo kilo. Entonces ¿para qué?. Se lo hemos preguntado a una usuaria, la vaca Margarita, y esto es lo que nos ha contado.


Como puedes ver no me sobra ni un gramo de grasa, toda se va a la leche; pero no te preocupes, es normal y estoy sana como una manzana.


Vigilada a todas horas


Jamás he pensado convertirme en "runner", ni siquiera hacer 10.000 pasos todos los días porque me veo estupenda. Tampoco necesito saber si duermo mucho o poco, o cómo duermo; en mi cubículo de serrín se descansa de maravilla.


De hecho, lo de llevar podómetro ni siquiera fue idea mía. Se le ocurrió a Pedro, el ganadero, ese señor que nos cuida todos los días, ¿o fue al veterinario?, ¡ qué más da!.


El caso es que desde hace ya mas de un año llevamos una pulsera en una pata. Al principio se nos hacía un poco raro. Encima todas el mismo modelo, jolines, ya puestos a llevar complementos de moda nos gusta marcar nuestra "vaconalidad"; pero nada, tendremos que conformarnos con nuestras manchas. De todas maneras, al final, entre lo discreta que es, que enseguida se mancha de porquería y que tampoco aprieta ni molesta, pues ni te acuerdas de que la llevas.


Eso que lleva mi amiga en la pata es el podómetro.

¿Sabías que el patrón de manchas de una vaca frisona es único en cada animal?


¿Que por qué la llevamos? De eso sí que me acuerdo, porque al principio no me hizo ninguna gracia. Eso de estar vigilada continuamente no suele gustar a nadie, sobre todo si lo que quieren es controlar tu vida sexual. Me explico.


No sé cómo mostráis el celo los humanos, pero nosotras nos volvemos más inquietas. andamos de aquí para allá a ver si podemos tirarle los trastos al único toro (¡¡ manda narices !!) de toda la granja. Nos volvemos más comunicativas, mugiendo nuestros problemas a quien quiera escucharnos, más cariñosas, dando lametones a las compañeras, o más picajosas, según nos dé. En esos días nos da por montar a nuestras compañeras, y por dejarnos montar; no os escandalicéis, simplemente es nuestra manera de comunicar al resto del rebaño que estamos "on fire". La pena es que en nuestra granja (y en casi todas las que conozco) lo que se lleva es la inseminación artificial, el toro, cuando existe, lo reservan para las nuevas o para las que la dichosa inseminación no les funciona.


El caso es que, con toro o sin él, el jefe necesita saber con seguridad si estamos "en esos días", para que quedemos embarazadas cuando nos toque, porque si se pasa la oportunidad (que dura poco) hay que esperar unos veinte días más, y eso para el ganadero son veinte días perdidos, o al menos eso es lo que él dice. Y el cacharrito dichoso se lo chiva todo; normal, si cuando estamos en celo caminamos dos veces más de lo normal, resulta fácil detectarlo.


Pensareis ¿y es que no tiene ojos en la cara para ver que sus vacas se comportan raro?. Pues eso también lo decíamos nosotras al principio, pero es que somos muchas, y bastantes cosas tiene en la cabeza nuestro Perico para acordarse de lo que hacemos o dejamos de hacer cada una de nosotras. Un día le oí comentar a un vecino que el cacharrito este se comunica con la sala de ordeño, y con su ordenador portátil, y que así puede controlarnos a todas tranquilamente desde casa. Desde que lo tiene prácticamente no nos libramos ni una de la inseminación, una pena porque al final a lo tonto nos juntábamos con unos días extra de vacaciones.


Cuando vamos a ordeñarnos, si estamos en celo se enciende una lucecita que dice que estamos enamoradas, ¡ que poético !.
 
Estar vigilada también tiene sus ventajas

La verdad, esto me parece cosa de magia, pero bueno, al final le acabas viendo alguna ventajas al podómetro este. Y es que a parte de detectar celos, avisa si a alguna de nosotras le pasa algo raro. Lo cual resulta particularmente útil cuando vives en una granja muy grande o si eres de las afortunadas que pasa el día en el campo. El otro día, sin ir más lejos, mi amiga Matilda se levantó con fiebre, ya sabes cómo se te pone el cuerpo cuando tienes unas decimillas, vamos que no tenía muchas ganas de moverse, lo justo para comer y beber. Antes de que terminara el día, el jefe fue directo a su corral, la buscó y se la llevó a enfermería (si, tenemos enfermería en las granjas de leche, ¿qué te creías?). Antes, hasta que el ganadero o su ayudante no hubiera revisado visualmente todos los corrales con todas sus vacas podían pasar uno o dos días hasta que se diera cuenta.

Vamos, que te sientes hasta más segura, o si no que se lo digan a mi colega Maruxa, de la granja "Casa Xanceda"  donde les sirve también para controlar al lobo (nosotras también nos comunicamos, es nuestra magia particular y no pienso desvelarla a ningún humano).

Nosotras, las vacas, tenemos un olfato muy desarrollado, y cuando un lobo se acerca a menos de 9 km somos capaces de detectarlo. Y nos ponemos nerviosas, claro, y empezamos a andar de aquí para allá. En Xanceda tienen a los burros, los perros y una valla de protección para evitar ataques, pero los podómetros también cumplen su papel: muestra cómo todas las vacas de la manada de repente se mueven mucho, una noche tras otra. Es momento entonces para darse unos paseos nocturnos por el monte con la radio y las luches del coche a todo trapo, para hacerle ver al lobo que casi haría mejor si se larga a cazar a otro lado.


¿Sabías que la vaca es el cuarto animal con mayor capacidad olfativa dentro del reino animal?


Bueno, que ya me he enrollado mucho. Otro día, si os parece, os cuento otra cosa, ahora voy recostarme y rumiar un rato. Hasta pronto.

OTRAS ENTRADAS QUE PODRÍAN INTERESARTE:

viernes, 25 de noviembre de 2016

LAS TRES HERMANAS Y EL ORIGEN AGRÍCOLA DEL DIA DE ACCIÓN DE GRACIAS.

The First Thanksgiving, painting by Jean Louis Gerome Ferris. La escena es una versión idealizada, históricamente nada rigurosa. Los indios están vestidos como indios de las praderas (que sí llevaban tocados de plumas) ni se hubieran sentado en el suelo. Los peregrinos tampoco vestían así.Fuente: DP. Wikimedia Commons
 
Hacía mucho que no hablaba de curiosidades históricas y creo que hoy es un día estupendo para hacerlo. 

Precisamente un "Black Friday" como hoy, conviene recordar y ser consciente de que todo este jaleo montado alrededor de dos festividades (una de ellas ajena completamente a nosotros), nos hace olvidar el auténtico valor de las buenas personas y el agradecimiento a quienes nos dan de comer.

Como muchos sabréis, el "viernes negro" es el día posterior al día de acción de gracias y abre la temporada de compras navideñas. No creo necesario explicar aquí el origen de esa orgía consumista, si tenéis curiosidad, pinchad en esta página. A mí lo que me interesa es la festividad original y contaros quienes son esas tres hermanas.

Un día para estar muy agradecido


Esta festividad conmemora los tres días que los primeros peregrinos y los indios de la tribu Pawtuxet se tiraron celebrando la primera cosecha exitosa de los "recién llegados". Y no era para menos. 


Tras llegar a la bahía de Massachussets en 1620, tras un horroroso viaje de 66 días, los 102 Padres Peregrinos (conocidos por cualquier estadounidense que se precie como los "Pilgrim Fathers") tuvieron que pasar su primer invierno a bordo del barco. Muertos de hambre, enfermos de escorbuto, neumonía o tuberculosis, y expuestos a la congelación, cerca de la mitad de los viajeros no superaron aquel invierno. 


Una vez llegó la primavera se atrevieron a mudarse a tierra firme, pero apenas tenían experiencia agrícola, y menos en un lugar tan distinto a su Inglaterra natal. Lo iban a tener difícil para asentar su primera colonia.


Pero a estos señores, muy religiosos ellos, se les "apareció la virgen" en forma de indio, dándoles la bienvenida en inglés, lo cual debió sorprenderles. Unos días después volvió con otro indio, llamado Squanto, que hablaba perfectamente inglés, al que podría perfectamente calificarse como santo. 


Squanto, era un Nativo Americano (como les llaman allí), llamado realmente Tisquantum, que había sido capturado por un capitán de barco inglés y vendido como esclavo en 1614. Aprendió a hablar inglés y se las apañó para volver a América en una expedición exploratoria, para reencontrarse con los suyos. Cuando lo logró cinco años después encontró una tribu diezmada por las enfermedades que habían traído los europeos. Por tanto conocía la cara menos amable de los blancos, y aún así decidió ayudarles.


Squanto enseñó a los colonos cómo cultivar el maíz, extraer la sabia de los arces, pescar en los ríos e identificar las plantas venenosas. También ayudó a los colonos a forjar una alianza con una tribu local, los Wampanoag, que duraría más de cincuenta años y que pasará trágicamente a la historia como el único ejemplo de relación armónica entre los colonos europeos y los nativos Americanos, tal como cuentan en esta página.

 

Las tres hermanas: las ventajas del trabajo en equipo

Antes de que llegara la ayuda indígena, posiblemente los peregrinos intentaron cultivar, con poco o ningún éxito, centeno, cebada, trigo y algunas hortalizas autóctonas inglesas. Pero el suelo poco profundo, arenoso y pedregoso, no se parecía en nada al suelo del sur de Inglaterra, profundo, fértil y fácil de arar. 


Los nativos americanos sabían cómo sacarle el máximo provecho a sus tierras y afortunadamente para los peregrinos, les enseñaron el truco. Cultivaban maíz, calabaza y judías, que juntos forman un equipo estupendo, especialmente en suelos pobres y arenosos, a los que les cuesta retener el agua y los nutrientes. 


La calabaza, el maíz y las judías cuando se cultivan juntas son "las tres hermanas". Fuente: Michael Charron-Plante /CC BY 2.0. En esta página, podéis encontrar consejos para cultivarlas.

Como ya he contado anteriormente, las judías al ser leguminosas, fijan el nitrógeno del aire con la ayuda de los microorganismos del suelo. El maíz proporciona el soporte para que las judías trepen buscando la luz y las hojas de la calabaza cubren el suelo, manteniéndolo húmedo y con las malas hierbas bajo control. Además, al ser pinchudas, disuadían a los mapaches de robar los frutos.

Gracias a esta asociación de cultivos los indios iroqueses tenían asegurado un suministro de nutrientes ciertamente equilibrado: el maíz aporta carbohidratos, las judías proteínas y la calabaza vitaminas, minerales y fibra.
 

Las tres hermanas una vez cosechadas. Ellas, y los indios que conocían sus secretos, permitieron sobrevivir a los peregrinos. El maíz tiene los granos de colores, tal como eran las variedades originales. Fuente: Farm Project . Muy interesante si queréis saber algo más sobre el tema. 
 
Así que, estos indios no solo llevaban utilizando la asociación de cultivos 300 años antes de que llegaran los peregrinos, también utilizaban cenizas de madera y los restos de peces como fuente de minerales y compuestos orgánicos, es decir como fertilizantes, tal como cuentan en esta página (principal fuente de inspiración e información para esta entrada).

Espero que os haya gustado la historia. Y ya sabéis, a ser agradecidos, y aprender un poquito de agricultura...por si acaso.




OTRAS ENTRADAS QUE OS PODRIAN INTERESAR:




lunes, 21 de noviembre de 2016

ABECEAGRARIO: BRÉCOL



También llamado brócoli o bróculi, es una verdura que no suele dejarnos indiferente, o gusta o repele, especialmente a los niños, como estamos comprobando en nuestra nueva visita del "Proyecto Conocer la Agricultura" a colegios valencianos, en la que colabora como patrocinador Sakata Seed.

Brécol, brócoli o bróculi. Fuente: JUMOSOL
Aprovechando que tenía que buscar curiosidades para que los niños no nos mandaran directamente a paseo cuando les habláramos del brécol, he descubierto unas cuantas cosillas que lo mismo os interesan.


Una planta con muchas caras


El brécol es simplemente una variedad de las múltiples que tiene la especie - Brassica olerácea. Simplificando mucho podríamos decir que el brécol (B.oleracea var. italica) es hermano de la coliflor (B. o. var. botrytis),  el repollo (B. o. var. capitata), las coles de bruselas (B. o. var. gemmifera), el "moderno" kale o col rizada (B. o. convar. acephala var. sabellica) y las berzas de toda la vida (B. o. var. viridis). Siguiendo con el símil, sería primo del nabo, la mostaza, los rabanitos, el rábano picante o el wasabi, todos pertenecientes, como el, a la familia de las crucíferas. Esto que os cuento hecho tiene su interés, ya veréis por qué.



El brécol tipico pertenece a la subvariedad "Calabrese" o brécol italiano, también hay brécol morado o de Sicilia, que se vuelve verde durante el cocinado e incluso brécol blanco o de Verona. Fuente: Naukas




Una verdura de tradición mediterránea que alcanza el mundo entero


El brócoli parece ser originario del Próximo Oriente (Asia Menor, Líbano, Siria, etc.), pero si algún pueblo destacó por la afición a esta planta fueron los romanos, que hace más de 2.000 años lo cultivaban y consumían. Hoy en día sigue siendo una verdura muy popular en Italia y toma su nombre de la palabra "brocco" , que significa retoño o brote.


Actualmente el brécol se cultiva en tres zonas importantes del mundo: China, para variar, responsable de casi la mitad de la producción, Estados Unidos donde curiosamente son muy aficionados a esta verdura y Europa.

Según cuentan en la página de Broccoli Pasión de las 75.000 hectáreas cultivadas con brócoli en Europa, 35 000 son españolas.



¿Sabías que el brécol fue introducido en EEUU por los inmigrantes del sur de Italia pero no alcanzó su popularidad hasta los años 20 del siglo pasado?



Eso que te estás comiendo son cientos de (futuras) flores


Al igual que la coliflor, el brécol posee una gran cabeza floral que es la parte que nos comemos. 


En la coliflor las futuras flores están más apiñadas y son muy inmaduras. Las florecillas del brécol, aparte de ser de color verde intenso, son más evidentes aunque también inmaduras y están dispuestas como si fueran las hojas de un arbolito. A todo este conjunto, que es lo que encontramos a la venta se le llama pella.


La estructura del brécol recuerda a un árbol. Las flores están dispuestas al final de ramas que surgen de un tronco grueso (también comestible). Fuente: Roger prat - Own work, CC BY-SA 3.0 / Wikimedia commons


Esas pequeñas flores amarillas de cuatro pétalos le delatan, el brécol es una crucífera. Fuente: Jengod - Own work, GFDL / Wikimedia commons 


Un arsenal químico listo para ahuyentar al enemigo


Según nos cuenta Harold McGee en su libro "La Cocina y los alimentos", la familia de la col comparte con la cebolla algunas partes de un particular sistema defensivo desarrollado para hacer frente a cualquiera que pretenda comérselas.


Al igual que ocurre con las cebollas y los ajos, las coles y muchos de los parientes que mencioné al principio, almacenan dos tipos de sustancias defensivas en sus tejidos: los precursores del sabor y las enzimas que actúan sobre ellos. Cuando las células de la planta se dañan, por ejemplo al cortar la verdura, las dos reservas se juntan y las enzimas inician una cadena de reacciones que produce compuestos aromáticos azufrados; unos amargos, otros picantes y otros de olor fuerte como la coliflor o el brécol. Este peculiar y efectivo sistema defensivo pudo haber inspirado el nombre de su temible versión artificial, el Gas Mostaza, utilizado en la I Guerra Mundial. 


Lo paradójico del asunto es que estas sustancias implicadas en la defensa de la coliflor y demás parientes - los glucosinolatos e isotiocianatos - tienen efectos importantes en el organismo: unos interfieren en el funcionamiento de la glándula tiroides si la dieta es baja en yodo, pero otros (en concreto ciertas sustancias del brécol) ayudan a proteger contra el cáncer, afinando nuestro sistema encargado de eliminar sustancias extrañas.



Un as de oros en la despensa


Aunque no soy muy partidaria de ponerle la etiqueta "super" a ningún alimento, la verdad es que el brécol tendría méritos para llevarla. Aparte de que contribuye a prevenir - ojo, ni cura ni previene por sí solo - determinados tipos de cáncer, se dice de ella que es la hortaliza de mayor valor nutritivo por unidad de peso de producto comestible, ya que contiene un buen abanico de nutrientes: vitamina C, fibra alimentaria, carotenoides, etc.


Pero si quieres incorporarlo a tu dieta y no te gusta su intenso sabor, puedes probar con dos primos hermanos obtenidos por hibridación natural: el romanescu y el bimi.



El asombroso romanesco o romanescu es un híbrido entre el conocido brécol y la exquisita coliflor creado en el Scottish Horticultural Research Institute hace la tira de años. Su sabor es más suave y su textura más crujiente pero posee similares propiedades nutricionales. Fuente: By Jon Sullivan./ Wikimedia Commons.


El Bimi, conocido como Broccolini en América y Tenderstem en Inglaterra, es un cruce entre brócoli y col china o Kai Lan (B.o. var. alboglabra). Desarrollado por la empresa Sakata, es como un brécol que hubiera pegado el estirón de la adolescencia. De sabor más suave y dulce que el brécol, recuerda al espárrago verde en el aspecto y en el sabor.


Consejos para su cultivo


Al igual que hicimos con la zanahoria, termino esta entrada con algunos consejos importantes a la hora de cultivarlo de la mano de la Huertina de Toni.




¿Sabías que el brécol recolectado en otoño e invierno es el más suave?




  • Se siembran en semillero al aire libre en verano. Cuando alcanzan los 10-15 cm se trasplantan dejando un marco de unos 50 cm entre planta y planta. Le viene muy bien el acolchado, ya que permite conservar la humedad y aporta materia orgánica.





  • Tanto el brécol como la col necesitan abundante humedad, eso si el suelo ha de estar bien drenado, y son bastante exigentes en nutrientes, especialmente potasio y nitrógeno.





  • Son plantas de crecimiento lento. Se recolectan a partir de los tres meses.
  • Como al resto de brasicáceas, la mariposa blanca de la col (Pieris rapae) es un enemigo común que puede llegar a ser devastador. La forma más efectiva de tratarlos es con insecticida, ecológico (basado en toxina Bt) o no ya va por gustos.



Si ves a esta mariposa revolotear por tu huerto, ándate con cuidado porque te puede dejar sin cosecha de brasicáceas.Fuente: Lesley Ingram, Bugwood.org

A esta planta de brécol, la larva de la mariposa le ha dejado las hojas como un colador. Fuente: Whitney Cranshaw, Colorado State University, Bugwood.org






Ah, y si quieres escribir esta palabra en inglés no te olvides de ponerle una "c" extra : broccoli.




Otras entradas que te podrían interesar: